Si las investigaciones abiertas sobre posibles casos de corrupción en Pemex conducen a que sí hubo ese tipo de prácticas y afectan, de alguna manera las finanzas de la empresa, podrían poner en duda los reportes financieros de la paraestatal en los mercados en los que cotiza, señaló la consultora en materia energética, Rosanety Barrios.

En entrevista, la analista independiente dijo que hasta ahora lo que se tiene son investigaciones sobre presuntos hechos. Por ello lo primero que debe ocurrir es que se garantice el debido proceso en esas indagatorias, con el fin de que las pesquisas se realicen conforme a derecho.

“Me parece que es una situación demasiado grave como para ser manejada de manera tan ligera”, indicó.

Sin embargo, agregó, “es un hecho que el presidente (Andrés Manuel López Obrador) ha manifestado de una manera permanente su preocupación sobre los temas de corrupción en toda la administración pública, incluyendo a Pemex.

El riesgo que veo es que toda la serie de estados financieros que repartan a los mercados, concretamente a la SEC (Securities Exchange Comission de Estados Unidos), van acompañados de un dictamen de los auditores que lo que dice, sencillamente, es que fueron elaborados en los principios constitucionales correspondientes y que no encontró nada que los haga confiables o no”.

La especialista destacó que “si por otro lado se está suponiendo que hay una serie de actos de corrupción que pudieran, de alguna manera afectar las finanzas de Pemex, pues entonces eso pone en duda esos estados financieros. De ahí que es tan importante que se lleve a cabo primero un debido proceso”.

Para Rosanety Barrios, el hecho de que se hayan filtrado las grabaciones realizadas de manera ilegal por una empresa de seguridad a funcionarios de Pemex, por encargo de Oro Negro, donde se relata la forma en que se realizaron presuntos actos de corrupción en la paraestatal pone a Pemex en un riesgo que no debería tener.

Aclaró que, si hay casos de corrupción, sin duda se deben investigar y actuar en consecuencia, pero hasta ahora este tipo de grabaciones representan especulaciones sin ningún tipo de prueba que sí afectan la reputación de Pemex.

Estas grabaciones son el único elemento que se ha puesto sobre la mesa que manifiesta actos de corrupción dentro de Pemex. 

Además, el propio dicho del presidente López Obrador ha dejado claro que había corrupción. Entonces, la suma de estos elementos definitivamente deben de tener un impacto tanto en la percepción, como en los estándares que tiene que cumplir una empresa que tiene emitidos bonos de manera global, añadió.

Por ello la consultora recalcó que las autoridades mexicanas debieran exigir aclarar si es o no Pemex la empresa que vemos en los estados financiero, sobre la cual se ha llevado a cabo la emisión de deuda.

También dijo que este tipo de riesgo (los que representan este tipo de investigaciones que pueden derivar en un juicio) deben ser previstos permanentemente en el Consejo de Administración, para que en caso de que se pierdan se tenga el respaldo financiero para enfrentarlos. 

[email protected]