En veda electoral así como en periodo de campañas, la información pública de carácter institucional podrá difundirse en portales de Internet y redes sociales, decretó la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El único candado que puso es que estos mensajes no deben tratarse de “publicidad o propaganda gubernamental, ni se haga referencia a alguna candidatura o partido político”.

Es decir, los contenidos en redes sociales y portales de Internet pueden publicitar servicios así como temas de interés general para realizar trámites y adquisición de servicios, pero al hacerlo no pueden incluir en ella voz o imagen de algún funcionario público, ni de algún logro de gobierno, en general, destacó la Sala Superior.

También debe evitarse propaganda en la que se realicen expresiones de naturaleza político electoral.

De acuerdo con lo que informó el Tribunal Electoral Federal, la Tesis XIII/2017, con el rubro “Información Pública de Carácter Institucional. La contenida en portales de Internet y redes sociales puede ser difundida durante campañas y veda electoral”, tiene como base los artículos 41 y 134 de la Constitución.

El primer apartado al que se hace referencia indica que en tiempo de campañas y hasta la jornada electoral debe pararse toda propaganda gubernamental en todo nivel de gobierno, con excepción de información de las autoridades electorales que informe de servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia.

El segundo —y cuya ley reglamentaria está pendiente en el Congreso— enfatiza que los servidores públicos tienen la obligación de no usar recursos públicos con el objetivo de incidir en las contiendas electorales. A la par, también estipula que la publicidad oficial debe evitar nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público.