Autoridades de los tres niveles de gobierno fijaron estrategias y coordinación que deberán adoptar con el inicio del Programa Paisano de verano, que arrancará este lunes.

Se calcula que pasarán por esta frontera cerca de 65 mil connacionales que ingresarán a partir del próximo fin de semana, cantidad menor a los 75 mil 195 del año pasado.

La reunión se efectuó en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) ubicadas en el puente internacional I.

Allí se acordó que serán 25 los observadores autorizados como apoyo para los paisanos, pero el alcalde Ramón Garza Barrios ofreció que sean 75, de los que 50 serían alumnos de las universidades locales, previamente capacitados por el INM.

Debido a la ausencia de una oficina de la Secretaría de la Función Pública, el edil ofreció también la Contraloría Municipal para recabar las quejas que se presenten en contra de algún servidor público que abuse o intente extorsionar a los paisanos.

Los elementos de Tránsito, Policía Municipal, Protección Civil y Bomberos trabajarán de manera coordinada con los tres niveles de gobierno, para hacer más eficiente el apoyo y orientación a los paisanos que llegarán a la ciudad.

Aurelio Alamán Bueno, delegado regional del INM, estimó que la cantidad de paisanos que ingresarán por la ciudad, será menor que el año pasado en un 10 por ciento, aunque dijo que el endurecimiento de las leyes migratorias en Estados Unidos pudiera provocar que el flujo de paisanos aumente de manera impredecible.