El secretario de Economía, Bruno Ferrari, afirmó que actualmente México tiene que pagar 5,403 millones de dólares por intereses de la deuda externa, debido a los malos manejos de políticos ladrones .

Al término de la ceremonia de entrega de nombramientos de los consejeros de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, acusó a administraciones pasadas de ser los responsables de malas acciones.

Hasta hoy el pago de intereses que hacemos es de 5,403 millones de dólares y es para pagar aquellos malos manejos que se hicieron para enriquecer a políticos ladrones y ejemplos abundan, como en la administración de José López Portillo, con el caso de (Arturo) Durazo, o en la gestión de (Carlos) Salinas, con su propio hermano y el caso Conasupo , esgrimió al pedirle su opinión de las propuestas económicas presentadas durante el debate de los candidatos a la Presidencia.

En plena veda electoral y ante el asombro del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, así respondió al pedirle su opinión sobre los temas económicos abordados en el debate de los candidatos a la Presidencia.

Sobre la realidad económica del país trazada por los aspirantes, afirmó que se ofreció una realidad distinta a los datos duros y expectativas que actualmente son favorables.

Esto contrasta fuertemente en lo que sucedió en la llamada década perdida en los 80 . Habló sobre el comportamiento de la inflación, que en promedio de los últimos cinco años ha sido la más baja, y la cual ha permitido mantener el poder adquisitivo de la población.

Enfatizó que pese a la crisis más grande, que se tuvo en el 2009, el tipo de cambio no se depreció como ocurría en el pasado. Entre 1981 y 1990 nuestra moneda se depreció 12,576 por ciento. Y entre el 2001 y el 2010 hubo estabilidad que generó crecimiento y empleo, mientras la pobreza en México se ha reducido.

Reconoció que faltan muchas cosas por hacer, pero cuesta mucho trabajo corregir el timón cuando estaba torcido .

Sin embargo, gracias a una política responsable se ha logrado corregir ese deterioro, sobre todo del poder adquisitivo del salario mexicano.

[email protected]