Ante delegados de 11 países que integran la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, destacó que los fenómenos migratorios de la región cada día se vuelven más complejos, además de que aquellas personas en movilidad se han tenido que enfrentar a situaciones que ponen en riesgo su vida.

Al inaugurar la XXVI Reunión Viceministerial de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), el subsecretario de la Segob también afirmó que la movilidad humana no se puede pensar desde sólo una arista, sino que requiere de una política de integración a nivel regional.

“Enfrentamos un fenómeno cada día más complejo y la respuesta debe ser integral y compartida”, expresó.

Añadió que tender puentes de entendimiento en toda la región ayuda a generar una nueva narrativa y permite enfocarse en las similitudes y las respuestas, más que en las diferencias, ya que la migración en la región es compleja y la pandemia ha tenido impactos sobre los flujos, sin embargo, dijo, pese a la pandemia,  la migración no se detuvo, ya que inclusos la actividad de los flujos migratorios se ha reactivado en los últimos meses, retomando los niveles de 2019.

Aunado a que, en la región, los migrantes se enfrentan a retos en lo que confluyen diversas situaciones que ponen en riesgo su vida. Mientras que toda la región se caracteriza por tener flujos de origen, tránsito, destino y retorno que se han intensificado con la llegada de personas con necesidades de protección internacional.

Cómo, por ejemplo, dijo, la situación que actualmente enfrenta México, al prever hasta 130 mil solicitudes de refugio y de protección complementaria, cuando en 2020 fueron de sólo 13, 500. De la mano de que los solicitantes de refugio provienen de 110 nacionalidades diferentes.

“Estoy convencido que el nuevo paradigma de la política migratoria de nuestra región es avanzar en la integración de la población que busca a México como destino y para que se integren a la vida cotidiana de nuestro país”, dijo tras dar la bienvenida a las y los viceministros. 

La Conferencia Regional sobre Migración es uno de los máximos espacios de diálogo e intercambio a nivel gubernamental y todas las actividades y temáticas fueron delineadas por los países miembros y la Presidencia Pro-Témpore de México.

En este marco, el subsecretario, reconoció que la gestión migratoria es un ejercicio de la soberanía de cada nación y que cada uno de los países miembros responde a la migración de acuerdo con sus propias necesidades, contextos y posibilidades, por lo que los trabajos impulsados se han expresado bajo el respeto a la soberanía, la generación de vínculos para la cooperación y el desarrollo, así como el diálogo franco entre iguales.

Refrendó el compromiso del Gobierno de México para dar seguimiento e impulso a la conferencia para seguir trabajando en las acciones que promuevan la igualdad de oportunidades, el pleno ejercicio de los derechos, la inclusión y el empoderamiento de todas las personas migrantes, con especial énfasis en los grupos que enfrentan las mayores situaciones de vulnerabilidad.

kg