Hace 12 meses, el agua potable escaseó en todo México. Se habló de que las pipas del líquido llegaron a doblar el precio de su servicio y de la falta del mismo en varias colonias del Distrito Federal. Pero de acuerdo con Vidal Garza Cantú, director de la Fundación FEMSA, el problema no es la falta del líquido, si no la forma en la que se le da uso y se distribuye. El agua de hoy es la misma que había hace cientos de años. En México, es poca el agua disponible para uso humano y el desarrollo de la industria , comenta el directivo.

Y es que pese a que en promedio un ciudadano mexicano puede consumir 3,900 metros cúbicos de líquido anualmente, la diferencia entre estados es abismal. El reto de México es encontrar un equilibrio, pues pese a que en algunos estados del sur la abundancia de agua hace que esos 3,900 metros cúbicos sean 10 veces, en la zona norte, como Nuevo León o Sonora el promedio de consumo es de apenas de 2,000 .

El otro gran reto es cómo hacer que en el campo, en el sector agrícola, se pueda reducir la cantidad de agua y tener mismos o mejores resultados a los que se tienen ahora , agrega sobre el problema de consumo del líquido.

Ante esta preocupación, se creó el Centro del Agua para América Latina y el Caribe, en el cual fungen como socios de FEMSA el Tecnológico de Monterrey y el Banco Interamericano de Desarrollo y se tienen programas para el uso sustentable del líquido. Hemos logrado abrir camino en esta actividad por lo que nos hemos colocado como una organización muy formal. Lo que ha ocurrido, es que la gente se acerca a nosotros. Después de Chiapas, se acercó el gobierno de Tabasco. Conagua también está interesado , platica a El Economista Garza Cantú acerca del trabajo con los aliados.

Algunos de los objetivos del Centro del Agua son centrar esfuerzos en la capacitación formal y no formal para responder a las necesidades de la región en materia de agua; establecer programas de investigación en temas relacionados con el uso y manejo del agua; así como crear y desarrollar una plataforma para integrar información de América Latina relativa al líquido.

Dentro de los programa de estudio de cuencas en México, se busca hacer una recopilación y procesamiento de información de las muestras tomadas, un recorrido de reconocimiento del mismo; monitoreo complementario de la calidad del agua en afluentes y corriente principal, y por último, un documento de evaluación y plan de acciones de la cuenca de aportación.

Ante la emergencia, también se trabaja

Dentro de los programas que tiene el Centro, está el del vehículo de respuesta a desastres naturales, en el cual se plantea: Desarrollar y poner en marcha un vehículo dotado de equipo especializado que provea de agua potable y servicios básicos a las comunidades que lo requieran tras una emergencia ocasionada por desastres naturales, con el fin de satisfacer las necesidades básicas de la población y prevenir enfermedades .

[email protected]

Emprendedores