Amnistía Internacional aplaudió este martes el fallo de un tribunal federal mexicano que ordenó la creación de una Comisión de la Verdad para investigar el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en el 2014 en Ayotzinapa, Guerrero.

“La creación de una comisión de investigación para la verdad y la justicia en el caso de Ayotzinapa es un precedente importante que podría (...) iniciar un cambio sustancial en la forma de investigar graves violaciones a los derechos humanos en México”, dijo el organismo en un comunicado.

“Después de cuatro años de continuos fracasos en la investigación del caso, esta decisión representa un avance importante en la búsqueda de la verdad (y) justicia”, declaró Érika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

La investigación sobre la desaparición de los 43 estudiantes normalistas que conmocionó a México en el 2014 deberá ser revisada y puesta en manos de una Comisión de la Verdad, según una sentencia judicial calificada de “histórica” por familiares de los jóvenes, difundida el lunes y cuestionada ese mismo día por la PGR.

Un tribunal federal con sede en el estado de Tamaulipas ordenó “reponer la investigación” sobre el llamado caso Ayotzinapa en respuesta a dos amparos de revisión solicitados por los acusados del crimen y no por los familiares de los estudiantes, detalló el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

El tribunal ordenó además la creación de una Comisión de la Verdad en la que participarán representantes de los familiares, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y del Ministerio Público Federal, pero sólo los dos primeros decidirán las líneas de investigación y podrán validar la incorporación de más organizaciones, tanto nacionales como internacionales.

Un informe de la ONU difundido en marzo estableció que “hay fuertes elementos de convicción” para considerar que al menos 34 personas arrestadas por el caso fueron torturadas y muchas de ellas detenidas arbitrariamente.

El informe señala también a elementos de la Fiscalía, la Policía Federal e integrantes de la Marina como involucrados en estas violaciones, que “fueron a su vez inadecuadamente investigadas y encubiertas”.

Análisis de la CNDH

Sobre el tema, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indicó que examinará el sentido y alcance de la resolución del tribunal.

El organismo detalló que al no haber sido parte de los juicios de amparo promovidos, desconoce los términos en los que éstos fueron planteados.

“Para estar en aptitud de emitir su opinión sobre el pronunciamiento judicial, ha procedido a conocer los elementos de convicción valorados y los argumentos esgrimidos por los magistrados para llegar a dicha determinación”, puntualizó en un comunicado.

La CNDH refrendó su respeto al marco jurídico y su apego al mismo en sus actuaciones y plena autonomía, buscando la máxima observancia de los derechos fundamentales.

Aseguró que “continuará realizando las labores de investigación que ha desarrollado para la determinación de violaciones graves a derechos humanos”.