La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indicó que entre el 2006 y el 2010 en México fueron asesinados alrededor de 61 defensores de derechos humanos y desaparecieron por lo menos cuatro.

Destaca que en el país se desarrollan mecanismos para darles protección, pero falta efectividad, que se ve en la continuidad de los ataques, detalló en su Segundo Informe sobre la Situación de las Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en las Américas .

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) indicó que entre enero del 2006 y agosto del 2009 hubo 128 agresiones a la labor de defensoras y defensores; cerca de 6% son violaciones del derecho a la vida. Esta oficina detalla que de septiembre del 2009 a octubre del 2010 se sumaron 37 agresiones; los actos de asesinato son 13% del total.

La CIDH destacó que son blanco de ataques los defensores del derecho al ambiente, líderes y lideresas indígenas y defensoras de derechos de las mujeres. Según la OACNUDH, los estados en donde se han cometido mayores agresiones son: Chihuahua, Chiapas, Oaxaca y Guerrero. El documento expone que en algunas zonas de las entidades donde más se cometen agresiones contra de estas personas, como Ciudad Juárez, hay alta presencia de Fuerzas Armadas para hacer frente al crimen organizado.

Según la CIDH, los ataques provendrían del crimen organizado, así como de opositores a las causas de los defensores, sin que las autoridades impidan los ataques. Por el contrario, indican, habría ocasiones en que solicitarían al crimen organizado realizar el trabajo sucio para eludir su responsabilidad .

[email protected]