El presidente mexicano Felipe Calderón pidió que el grupo británico British Petroleum (BP) pague por los eventuales daños ecológicos que cause el derrame de petróleo de una de sus plataformas en el Golfo de México.

Una vez que se controle el derrame de crudo en el Golfo de México, se deberá exigir que "la empresa encargada de ese pozo, British Petroleum, pague hasta el último centavo de cualquier daño hecho al medio ambiente", dijo Calderón durante un acto público en el estado de Chiapas (sureste).

La firma británica ha asumido la plena responsabilidad por el derrame de crudo y se ha comprometido a pagar los gastos que signifique su limpieza.

Calderón reconoció que hasta el momento el derrame de crudo, que el jueves llegó a tierra en una isla de Luisiana, en Estados Unidos, aún no ha afectado las aguas territoriales mexicanas en el Golfo.

"Hemos estado muy pendientes desde el primer momento precisamente de que no haya afectación a las aguas nacionales (...). Por ahora no hay ese problema porque las corrientes lo han empujado (al crudo) hacia las costas de Estados Unidos", añadió Calderón, cuyo discurso fue difundido en televisoras locales.

El presidente mexicano ofreció la cooperación de su gobierno para combatir el accidente petrolero en el Golfo de México, el cual describió como una "tragedia muy lamentable".

El pasado lunes, el ministro de Medio Ambiente de México, Juan Elvira, conversó telefónicamente con el secretario del Interior de Estados Unidos, Ken Salazar, para compartir información sobre eventuales daños al medio ambiente en Golfo.

RDS