El presidente Felipe Calderón advirtió que mientras sea Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas no titubeará ni dará tregua a los criminales.

En el 98 aniversario de la Defensa del Puerto de Veracruz, el sábado, en Alvarado, dijo que no está dispuesto a cederle la plaza a ningún enemigo .

Las mayores amenazas de nuestro tiempo (son) el terrorismo o el crimen organizado, como la fuente más importante de preocupación, incertidumbre e inestabilidad casi para cualquier nación del continente , afirmó.

También celebró la jura de bandera de los cadetes de primer año de la Escuela Naval Militar, a quienes dijo que el gobierno enfrenta con determinación a criminales viles y desalmados .

Los imperios criminales no sólo se han expandido en términos financieros y geográficos; también han construido sofisticadas redes de actividades ilegales alrededor del mundo , alertó ante los secretarios de Gobernación, Marina y Defensa Nacional.

Tras pedir un minuto de silencio por los marinos muertos en cumplimiento de su deber, expuso que México ha enfrentado a la delincuencia con lo mejor que tiene, el Ejército y la Marina.

Destacó que la violencia criminal crece si el Estado no le hace frente, lo que se traduce en angustia y dolor para muchas familias. Mientras sea el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, mientras sea el Presidente, no titubearemos en la lucha contra los enemigos de México. No daremos tregua a los criminales .

El secretario de Marina, Mariano Francisco Saynez, comentó que la historia ha enseñado que a mayor peligro, mayor unión y respuesta de los mexicanos.

Agregó que, más allá de las amenazas y riesgos de origen oscuro , prevalecen las leyes, las tradiciones, el respeto por la vida y la fuerza de los mexicanos.

MUSEO DE LA DROGA

EXHIBEN SÍMBOLO TEMPLARIO

Lo que iba a ser el símbolo de Los Caballeros Templarios, un milenario caballero de las cruzadas con armadura, espada y casco bañado en oro, forma parte del Museo del Enervante de la Sedena.

El recinto tiene 10 salas temáticas para conocer la evolución de la siembra, cultivo, cosecha y trasiego de droga. En la sala Narcocultura se exhibe la imagen, además de armas incautadas, personalizadas para los capos.

(Con información de Rubén Torres)