El Presidente, Felipe Calderón indicó que la batalla de su gobierno no es sólo contra el narcotráfico, sino contra el crimen organizado, y se le hace frente con la Ley en la mano y respetuoso de los derechos humanos .

En entrevista en el programa Los Desayunos de Televisión Española (TVE), Calderón aseguró que su estrategia consiste en hacer valer en cualquier punto del territorio del país el verdadero poder del Estado, y que no otro poder de criminales se oponga a los intereses nacionales , y subrayó que es una estrategia que avanza.

Reveló que en lo que va de su gobierno se han practicado casi 100,000 detenciones, ha habido aprehensión récord de capos y extradiciones a Estados Unidos, decomisado más de 70,000 armas, casi ocho millones de cartuchos y cinco mil granadas.

Destacó que el 90% de los homicidios en el país corresponde a la lucha entre los propios carteles, al margen de la acción del gobierno.

Por ello rechazó con énfasis que se diga que es la acción del gobierno la que ha provocado la violencia, y aseguró que no hará lo que sus principales críticos le piden, que es replegarse.

No va a ser así, hay que enfrentarlos con la fuerza del Estado y hacerlo con las Fuerzas Armadas, y lo estamos haciendo y avanzando; hay países donde por temor no se les enfrenta, como en Somalia, donde el crimen organizado se apodera de la sociedad , aseveró.

Ley Arizona, un error

Calderón, afirmó que abordará el tema de la Ley Arizona sobre inmigración, en su encuentro con el mandatario estadounidense Barack Obama, quien comparte lo inapropiado de esa legislación .

Considero que la ley aprobada por Arizona comete el error de otras legislaciones antiinmigrantes que no entienden que la migración es un fenómeno natural .

Recordó que una economía de la dimensión de Estados Unidos, al lado de una economía más pequeña genera el fenómeno de la inmigración, y subrayó que no se explica el desarrollo de Estados Unidos en el siglo XX sin mano de obra mexicana .

Añadió que el ordenamiento introduce elementos de carácter racial, se puede detener a alguien por su apariencia física y transgredir principios elementales de cualquier democracia, es una ley absurda .

México respeta la legislación de otro país, pero se prepara a los consulados mexicanos en Estados Unidos para atender a los migrantes, porque hasta la corte de Estados Unidos la rechazaría (la ley) y la anularía .

Hemos enviado notas de protesta al gobierno de Estados Unidos y vamos a tratarlo (en la visita de este miércoles) con Obama, quien ha sido responsable y comparte lo inapropiado de la ley, y nosotros hemos reaccionado enviando alertas al pueblo mexicano sobre este asunto, dijo.

Recuperación económica

El mandatario afirmó que México vive una recuperación económica muy vigorosa , a diferencia de lo que ocurre en otras naciones.

Mencionó que ello se refleja en que el primer trimestre del año se registró una tasa de crecimiento de 4% y se espera que en 2010 haya un incremento de entre 4.2 y 5% en la economía, además de que las exportaciones crecieron a un nivel récord de 40% en marzo y se generaron 382,000 nuevos empleos.

Comentó que en materia de déficit en México se hizo un gran esfuerzo al final del año y se evitó la tentación de seguir ampliando el gasto público, que es una tentación muy recurrente de los gobiernos .

Apuntó que su administración redujo el gasto, además de que se liquidaron empresas públicas que eran altamente ineficientes y costosas, y se incrementó la recaudación, lo cual es una medida políticamente muy costosa, pero necesaria .

Explicó que eso permitió a México reducir su déficit a uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual nos da francamente una enorme fortaleza macroeconómica y permite la entrada de una gran cantidad de capital extranjero, lo que favorece el crecimiento.

Cumbre climática

Respecto a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se realizará a fines de noviembre en Cancún, México, reconoció que será difícil llegar al acuerdo que se requiere en esa materia.

Uno de los errores de la conferencia de diciembre pasado en Copenhague, fue exacerbar las expectativas , y ahora le toca a México trabajar para ver cómo hacer el acuerdo sin generar más expectativa que no se puedan cumplir, indicó.

El presidente mexicano aseguró que hay puntos en los que se puede avanzar en Cancún, como los mecanismos de reducciones de emisiones de gases de efectos invernadero por deforestación, así como acuerdos concretos de mecanismos de financiamiento.