Senadores del PAN propusieron que la extinción de dominio proceda en casos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, peculado, delitos contra el libre desarrollo de la personalidad y de la salud, además de los delitos materia de hidrocarburos.

Al presentar una iniciativa para fortalecer la figura de extinción de dominio, los panistas plantearon ampliar el catálogo de delitos por los que procede la enajenación de bienes, toda vez que sólo se aplica en casos de delincuencia organizada, delitos contra la salud, secuestro, robo de vehículos y, recientemente, enriquecimiento ilícito.

Con la reforma al Artículo 22 constitucional, el grupo de 12 senadores, entre ellos el presidente de la Cámara, Roberto Gil, pidieron la creación de un fondo constituido por los bienes cuyo dominio se declare extinto.

El fondo se destinará a reparar el daño causado a las víctimas de los delitos, así como a campañas de prevención y tratamiento de adicciones... , agregaron.

La senadora Pilar Ortega planteó que la pérdida de los derechos de propiedad de bienes se avalaría sin contraprestación ni compensación alguna cuando el afectado no logre probar la procedencia lícita de dichos bienes, no acredite su actuación de buena fe ni que estaba impedido para conocer su utilización ilícita.

Con la reforma, la figura sería imprescriptible para evitar que por el simple transcurso del tiempo sea imposible la recuperación de activos derivados de la comisión de actos delictivos .

Además se crearían mecanismos de coordinación entre instancias y autoridades competentes, el proceso de enajenación de bienes estaría a cargo de tribunales y órganos de procuración de justicia especializados, habría un esquema de incentivos para denunciantes y medidas de protección para los ejecutores de la extinción.

Esto al advertir que mientras en Colombia se contabilizaron 28,165 bienes afectados del 2010 al 2011, en México se vieron afectados sólo ocho bienes.