La firma de una carta por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, para comprometerse a no promover su reelección, no convenció a académicos, politólogos y figuras del PRI, PAN y PRD, quienes consideraron necesario que el Senado haga modificaciones a la revocación del mandato para garantizar que el actual mandatario estará impedido para un nuevo mandato.

“En otras ocasiones, el Presidente ha hecho promesas que no ha cumplido. Cuando en el 2006 dijo que lo dieran por muerto porque no participaría en la elección presidencial; o cuando decía que una vez que fuera presidente se iba a terminar el influyentismo en la Corte y los ministros serían elegidos por los ciudadanos, y se eligió (como ministra) a la esposa de su contratista José María Rioboó. Entonces, el hecho de que firme algo no garantiza honestamente que lo vaya a cumplir”, dijo el secretario de Estudios del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Fernando Rodríguez Doval.

El priista Alejandro Domínguez, exdiputado federal, también consideró que López Obrador “dijo que lo dieran por muerto en la elección presidencial y compitió tres veces; dijo que no había dicho que las Fuerzas Armadas debían estar en los cuarteles, cuando hay muchos videos de cuando lo dijo. Entonces, sus dichos distan mucho de sus hechos”.

Consideró que para evitar cualquier tentación de la reelección, el Senado debe hacer modificaciones a la minuta de Diputados de la revocación del mandato, para que este ejercicio no se haga el día de las elecciones federales del 2021, sino el 1 de diciembre (de ese mismo año) cuando se cumple la mitad del periodo de gestión; que la revocación no aplique para los funcionarios actuales, y establecer un transitorio para establecer que el periodo de encargo presidencial no puede ser mayor a seis años.

El perredista Guadalupe Acosta Naranjo consideró que la minuta aprobada por los diputados debe ser modificada porque no promueve la revocación de mandato, sino un referéndum ratificatorio del presidente. “No lo redactan como un derecho ciudadano, sino como prerrogativa del presidente. No es un ejercicio que democratice al Ejecutivo, es una intención abusiva del Presidente que rompe la equidad en las elecciones generales”, sostuvo.

“El tema va más allá de especular si (AMLO) se quiere reelegir o no. Yo sí creo que lo está valorando, pero eso distrae del tema central, que es la equidad de la elección en el 2021. El presidente haciendo campaña, rompe toda la equidad y el piso parejo de la elección”, aseveró.

En redes sociales, la politóloga del ITAM, Denise Dresser, se pronunció por que el Senado modifique la minuta en el Artículo 83 constitucional, porque es una redacción ambigua que permitiría al Ejecutivo federal usar la ley para decir que no se reelige, sino que el pueblo le pide extender su mandato.

El académico de la UNAM, Ricardo Pascoe, cuestionó que en su carta el presidente haya hecho alusión a que la Carta Magna establece que el pueblo es libre de cambiar su forma de gobierno, lo cual podría implicar su interés de modificar la Constitución.

El senador y exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que la minuta tiene aspectos que pueden ser contraproducentes para la democracia y que el Senado tiene que ajustar, por ejemplo, que no hay un mecanismo claro de cómo se llevaría a cabo la revocación, si se convocarían a elecciones o cómo se sustituiría al presidente. También se debe modificar que no sea el presidente quien llame al proceso, y que éste no sea el día de las elecciones del 2021.

El exsecretario de Gobernación, Alejandro Poiré, afirmó que “la revocación del mandato implica someter a una elección al presidente en funciones, lo que no ocurre en México desde tiempos de Porfirio Díaz. No debe aprobarse, menos aún sin un diagnóstico y discusión integral”.

Revocación del mandato en otros países

Colombia

La Constitución de Colombia establece que son mecanismos de participación del pueblo en ejercicio de su soberanía: el voto, el plebiscito, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa legislativa y la revocatoria del mandato.

La revocatoria sólo aplica para los alcaldes y gobernadores, no para otros funcionarios de elección popular.

Ecuador

Los ecuatorianos gozan de los siguientes derechos: revocar el mandato que hayan conferido a las autoridades de elección popular. Las personas en goce de los derechos políticos podrán revocar el mandato a las autoridades de elección popular.

La solicitud de revocatoria del mandato podrá presentarse una vez cumplido el primero y antes del último año del periodo para el que fue electa la autoridad cuestionada.

La solicitud de revocatoria deberá respaldarse, para el caso de la presidenta o presidente de la República, por un número no inferior a 15% de inscritos en el registro electoral.

Para la aprobación de un asunto propuesto a referéndum, se requerirá la mayoría absoluta de los sufragantes.

Bolivia

La ley de este país establece que la democracia se ejerce de las siguientes formas: directa y participativa, por medio del referendo, la iniciativa legislativa ciudadana, la revocatoria de mandato, la asamblea, el cabildo y la consulta previa.

La presidenta o el presidente del Estado cesará en su mandato por muerte; por renuncia presentada ante la Asamblea Legislativa Plurinacional; por ausencia o impedimento definitivo; por sentencia condenatoria ejecutoriada en materia penal, y por revocatoria del mandato.

En caso de revocatoria del mandato, la presidenta o el presidente del Estado cesará de inmediato en sus funciones, debiendo asumir la Presidencia la persona que ejerza la Vicepresidencia, quien convocará de forma inmediata a elecciones. La revocatoria del mandato procede una sola vez en cada mandato constitucional del cargo electo.

Venezuela

Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político: la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocación del mandato. Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables.

Transcurrida la mitad del periodo para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria, un número no menor de 20% de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria de un referendo para revocar su mandato.

Cuando igual o mayor número de electores que eligieron al funcionario hubieren votado a favor de la revocación, siempre que haya concurrido al referendo un número de electores igual o superior a 25% de los electores inscritos, se considerará revocado su mandato.

Cuba

Son atribuciones de la Asamblea Nacional del Poder Popular: revocar la elección o designación de las personas elegidas o designadas por ella.

[email protected]