En el primer semestre del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (de diciembre del 2018 a mayo del presente año) fueron asesinados 13 periodistas, lo cual, comparado con los ocho homicidios y una desaparición ocurridos de diciembre del 2017 a mayo del 2018, durante la gestión del expresidente Enrique Peña Nieto, significa un incremento de 62% de casos de homicidio en el mismo periodo. Lo anterior, según datos recabados por el colectivo Reporteras en Guardia, que dio a conocer la información este miércoles en conferencia de prensa.

Laura Castellanos, coordinadora del colectivo, agregó que, de los 13 casos de homicidio registrados en el semestre inicial de la presente gestión, cinco fueron contra comunicadores indígenas y cuatro no han sido reconocidos como periodistas por el gobierno, “lo que representa una violación a la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, vigente desde el 2012”, misma que define como periodistas “a las personas físicas, así como medios de comunicación y difusión públicos, comunitarios, privados, independientes, universitarios, experimentales o de cualquier otra índole cuyo trabajo consiste en recabar, generar, procesar, editar, comentar, opinar, difundir, publicar o proveer información a través de cualquier medio de difusión y comunicación que pueda ser impreso, radioeléctrico, digital o de imagen”.

Por lo anterior, el colectivo, a través de su vocera, exigió al gobierno de López Obrador que sea reconocido el carácter de periodistas, de acuerdo con la ley vigente, de los nahuas asesinados Samir Flores Soberanes, fundador y locutor de la radio comunitaria Amillzintko, en Morelos; José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián, integrantes de Radio Zapata, en Chilapa, Guerrero, así como del chinanteco Gustavo Cruz Mendoza, integrante de la comisión de comunicación del Consejo Indígena Popular de Oaxaca Ricardo Flores Magón, y coordinador de Radio Guetza. Todos eran miembros del Congreso Nacional Indígena.

“Si este gobierno no realiza los cambios estructurales necesarios para que cese la espiral de violencia, continuarán los crímenes contra las y los periodistas de México. Basta que el presidente y sus funcionarios desdeñen nuestra situación de riesgo; basta que haga comentarios que fomentan una mayor violencia en nuestra contra, al estigmatizar o discriminar a colegas por razones de género, clase social o pertenencia a un medio de comunicación”, advirtió.

Además el colectivo anunció el lanzamiento del memorial online mataranadie.com, una plataforma para dar visibilidad y seguimiento a los distintos casos de homicidio, desaparición o violencia contra periodistas en el país. Hasta el momento, a la plataforma se han subido 45 perfiles de periodistas asesinados en el país, anunció.