Los organizadores de la Marcha por la paz rechazaron en un comunicado la Ley de Seguridad y exigieron derogar en un plazo de seis meses el fuero constitucional en los tres niveles de gobierno.

Tras dar lectura a los nombres de las víctimas del la lucha contra el crimen organizado y de la negligencia de las autoridades, como fue el caso de los niños que fallecieron en el incendio de la guardería ABC, que contó con la participación de más de 70 oradores, los organizadores pidieron también un pacto contra la violencia.

Ante más de 70,000 personas, según algunas estimaciones, los organizadores leyeron un desplegado en el que reunieron diversas demandas, como modificar la estrategia militaristas de la lucha contra el narcotráfico, por una que reconstruya el tejido social.

En cada demanda los participantes en el mitin que encabeza Javier Sicilia en el Zócalo capitalino gritaron al unísono: ¡Fuera Calderón!.

En la lectura, se demandó también que en un plazo de dos meses los Congresos locales reformas a la Ley de Derechos Humanos y su publicación, la cual debe incluir mecanismos de protección a periodistas y activistas de derechos humanos.

Exigieron también que no sea aprobada la Ley de Seguridad Nacional y que reformas de este tipo sean concensuadas con las organizaciones de derechos humanos y la sociedad civil.

Patricia Duarte convocó también a un Encuentro Nacional para perfeccionar las leyes de impartición de justicia.

Se recordó que el próximo 10 de junio se firmará en Ciudad Juárez un pacto nacional, que de no dar resultado se convocará a la resistencia civil pacífica.

Finalmente, Patricia Duarte Franco, madre de una de las víctimas de la Guardería ABC convocó a un nuevo mitin, el próximo 5 de junio, en recuerdo de los niños fallecidos en el incendio.

apr