Javier Sicilia se desvaneció al llegar al Zócalo donde daría un mensaje tras la marcha de cuatro días de Morelos al Distrito Federal. Fue auxiliado por Protección Civil. Mientras, oradores hacían demandas y reclamos a gobiernos federal, estatal y municipal. La plancha se llenó. Hubo arengas de ¡Fuera Calderón! Pero cuando la arenga fue ¡Muera Calderón! El semblante del poeta cambió.

Tomó aire, subió al templete, pero se determinó que Olga Reyes y Patricia Duarte, madres de niños muertos en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, leyeran la proclama ciudadana del Pacto Nacional.

Eran las 5 y 15 minutos de la tarde cuando la gente se enardeció. Al escuchar que una de las demandas ciudadanas resultado de la marcha por la paz y la dignidad, es que se aplique la revocación del mandato y volvieron las arengas anticalderón. Se pidió tranquilidad.

Pasadas las 5 de la tarde, Sicilia tomó el micrófono: No debe haber más una hora y un lugar equivocado para otra muerte y lanzó: ¡Quiero pedir la renuncia de Gerardo García Luna de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF)!

Tras una ovación, el poeta expresó que: eso es lo que queremos oír en un mensaje del Presidente, diciendo que sí nos oyó! Eso estamos pidiendo y paró ante reclamos de ¡Renuncia! ¡Renuncia!

Sicilia aclaró: No estamos pidiendo la renuncia (del Presidente) .

Ya con la atención de los marchistas de todas las clases sociales, reclamó que no aceptaremos más elecciones de partidos políticos si primero no limpian a esos que están coludidos con criminales y tienen al Estado maniatado y cooptado’’.

Sin una limpieza urgente, continúo, en el PAN, PRI, PRD, PT, Convergencia, PVEM y todos los demás, entonces deberemos de pensar votar próximamente por qué Cártel o por qué poder fáctico .

Dijo que estos están utilizando ahora la violencia verbal en sus descalificaciones políticas .

Pero dónde estaban ellos, preguntó Javier Sicilia, cuando los caminos de Tamaulipas se convirtieron en una tumba de cientos de migrantes, igual que Durango y aquellos que pactaron para dejar entrar al Congreso a un prófugo de la justicia .

Es urgente que los tres niveles de gobierno, partidos, sindicatos, artistas, indígenas, iglesias y organizaciones civiles hagamos un pacto, un compromiso fundamental rehacer al país y por eso invitó a cumplir el Pacto Nacional , presentado.

El documento de 10 hojas propone: Detención de autores materiales e intelectuales de crímenes; poner fin a la estrategia de guerra y dar un enfoque de seguridad ciudadana; combatir la corrupción; combatir la raíz económica y las ganancias del crimen organizado; atención de emergencia de la juventud y acciones efectivas de recuperación del tejido social; democracia participativa y democratización de los medios de comunicación.

Los puntos más aplaudidos fueron que: no se apruebe la Ley de Seguridad Nacional; que en seis meses se promueva eliminar el fuero de funcionarios para delitos como corrupción, del fuero común y organizado que los 32 estados del país informen sobre funcionarios involucrados en lavado de dinero y romper los monopolios en Telecomunicaciones y del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

DE SOL A SOL

Los cálculos de las autoridades del gobierno del DF fue que 90,000 personas participaron en la marcha. A las 9 de la mañana de ayer unas 1,000 personas arrancaron el cuarto día de la Marcha Nacional, de Ciudad Universitaria al Zócalo y en el recorrido se fue engrosando.

Entre pancartas cuyos lemas se repartían en Ya estamos hasta la madre , a Sicilia lo acompañaron activistas como el padre Alejandro Solalinde, Eduardo Gallo, Julián Lebarón e Isabel Miranda de Wallace.

CONVOCANTE, JAVIER SICILIA

El poeta y ensayista mexicano Javier Sicilia alzó la voz de justicia luego del asesinato de su hijo Juan Francisco, quien fue ejecutado por el crimen organizado, y su cuerpo fue encontrado el 27 de marzo junto al de otras seis personas en una camioneta abandonada en Temixco, Morelos. Así, el poeta inició sus manifestaciones contra la violencia.

La simpatía de Javier Sicilia con el movimiento zapatista es ampliamente conocida, muchos de sus artículos eran concluidos con consignas de este movimiento y su cercanía con la Iglesia Católica marcan también su poesía, de ahí la presencia activa del obispo Vera en la movilización.

ACOMPAÑANTE, JULIÁN LE BARÓN

El activista Julián Le Barón ha vivido en carne propia los saldos de la delincuencia. Ha sido amenazado y golpeado con armas frente a su esposa e hijos por clamar justicia. En el 2009 fue asesinado su hermano Benjamín, dirigente de un movimiento contra el secuestro en Chihuahua. Benjamín fue un líder mormón asesinado a raíz de sus actuaciones para rescatar a su hermano Erick, quien fue secuestrado y liberado días después. Ante los delitos contra sus familiares, Julián se convirtió en uno de los activistas más reconocidos en Chihuahua. Este año reveló que ha sido perseguido por sicarios armados hasta los dientes .

ACOMPAÑANTE, EDUARDO GALLO

En el año 2000, Eduardo Gallo contestó la última llamada de Paola, su hija de 25 años, quien fue secuestrada y posteriormente asesinada.

Insatisfecho por las investigaciones de las autoridades, Gallo -entonces dueño de una empresa de consultoría- inició la búsqueda de los asesinos de su hija. Sus investigaciones fueron vitales para la detención y condena de tres de los responsables de la muerte de Paola. Fue Presidente de la organización civil México Unido Contra la Delincuencia, a la que renunció este año. Ha participado en foros de seguridad y expuesto los errores del sistema de justicia.

ACOMPAÑANTE, RAÚL VERA

Monseñor Raúl Vera, obispo de Saltillo, Coahuila, es uno de los exponentes de la Teología de la Liberación o la iglesia de los pobres, la cual se popularizó en los años 80.

Recientemente ha destacado por encabezar la lucha por la paz, mineros y migrantes. En los años 90 se levantó en pro de los derechos indígenas. Ahora se ha pronunciado en favor del matrimonio homosexual y el derecho de estas personas a adoptar niños. Pese a la oposición dentro la Conferencia del Episcopado Mexicano, Raúl Vera ha continuado su respaldo a las causas de los más desprotegidos.

EL PLIEGO PETITORIO

El 10 de junio en Ciudad Juárez habrá una reunión de evaluación al avance de las exigencias, algunas son:

Terminar con el monopolio del SNTE y frenar el de telecomunicaciones.

Aplicar en seis meses una reforma que elimine el fuero a funcionarios y políticos en casos de delitos como corrupción y crimen organizado.

La entrega de los estados de un informe de personas involucradas en lavado de dinero.