El exgobernador de Querétaro, Enrique Burgos García, llamó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la entidad a no confiarse y a seguir trabajando con miras a la elecciones locales del 2012.

Añadió que, si bien es cierto que al interior del tricolor hay suficientes personajes políticos capaces de asumir los compromisos políticos y con la ciudadanía de cara a los comicios del año entrante, no se debe permitir la división. No hay que confiarse, el trabajo tiene que ser cotidiano, permanente y profundo , dijo luego de inaugurar la sede de la Fundación Luis Donaldo Colosio en el centro de la capital.

Uno de los retos del PRI es recuperar el gobierno de la capital queretana, ahora en manos del panista Francisco Domínguez Servién.

Cada quien en su espacio tiene que hacer su tarea, hay que continuarla , consideró.

Durante la ponencia que dictó sobre políticas públicas y gobernabilidad, Burgos García alertó sobre las reformas constitucionales al decir que no remedian las fracturas políticas.

Más tarde, en entrevista, Enrique Gurgos García aclaró que no ve divisiones al interior del PRI queretano.

Quien fuera Mandatario estatal en el periodo 1991-1997 opinó que, más allá de desaparecer las diputaciones plurinominales, como lo propuso el diputado local panista Marcos Aguilar, éstas deberían ser menos.

Candidatura única

Cuestionado sobre la propuesta que se realizó en el estado de Michoacán con el fin de que haya una candidatura única formada por alianzas partidistas para el próximo proceso electoral, el también doctor en Derecho sostuvo que ese tipo de alianzas cancelan la libertad electoral y son regresivas.