El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como “un timbre de orgullo”, consecuente y digna, su decisión de asilar en México a Evo Morales. También calificó como mezquino que se le critique por haber enviado un avión para extraer a Evo Morales, y se le haya proporcionado seguridad y alojamiento en nuestro país. Aseguró que ese pensamiento es muy “elemental”. Consideró que en este caso salió a relucir el racismo.

Mencionó que está muy orgulloso de los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, por su operación conjunta para traer a Evo Morales a México.

El presidente López Obrador dijo que, para que les dé “comezón” a sus opositores, respeta a Evo Morales porque dio buenos resultados en materia económica y de combate a la pobreza en su país. Informó que Morales está alojado en una casa proporcionada por el gobierno. López Obrador no precisó si se reunirá con él en los próximos días.

En otro tema, el Presidente aseguró que está muy contento y satisfecho con que el Senado de la República haya nombrado a Rosario Piedra Ibarra como titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), porque ha padecido en carne propia la desaparición de un familiar. Aseguró que si el PAN no está de acuerdo es porque quisieran a alguien que simule.

Consideró que la protesta de ayer martes de elementos de la Policía Federal, no fue espontánea sino que “hay mano negra” y fue un acto de provocación ante la llegada de Evo Morales a México, porque incluso los federales trataban de detener el convoy del exmandatario boliviano, por lo cual se decidió trasladarlo por helicóptero. Advirtió que cuando tenga información de la manipulación a los integrantes del movimiento de la Policía Federal, los exhibirá en su conferencia matutina.

El presidente López Obrador confirmó que el 26 de noviembre dará a conocer el Plan Nacional de Infraestructura, con todos los proyectos y costos estimados. Indicó que los primeros 15 proyectos tendrán que ver con ampliación de aeropuertos y carreteras y otras obras, pero se va a buscar que sea el mayor número de obras, y que estas sean por etapas para que no queden inconclusas.

El Presidente insistió que, a su juicio, “vamos bien” en la economía, porque está aumentando el consumo interno, así como la Inversión Extranjera Directa (IED), el envío de remesas, hay inflación controlada, el peso está fuerte, se está recuperando la producción petrolera que por primera vez en 14 años no se ha caído y cerrará el año con 50,000 barriles adicionales; y que no aumentó la deuda de Pemex. Aseguró que sus adversarios están, “dale, y dale y dale” que no hay crecimiento.

El presidente López Obrador confirmó que Pemex sufrió un ataque cibernético, aunque no ofreció detalles de la situación que provocó.