El presidente Felipe Calderón Hinojosa afirmó que su gobierno evitó que México estuviera postrado ante al poder fáctico del crimen organizado y las bandas delincuenciales, al enfrentar ese fenómeno con toda la fuerza del Estado.

En el VIII Congreso Iberoamericano de Derecho Concursal en la Escuela Libre de Derecho, el mandatario sostuvo que durante su administración también se sembró la semilla de una nueva cultura de la legalidad, donde violar la ley tiene consecuencias, trátese de quien se trate.

El progreso, la prosperidad y el crecimiento de un país requiere que se haga cumplir la ley por los gobernantes y que aquel que infrinja la ley sea castigado; no importa su condición social, económica, política o jerárquica , subrayó.

Afirmó que el combate al crimen organizado va más allá de coyunturas electorales y en México esta decisión se había postergado por mucho tiempo y señaló que fueron años de una actitud laxa frente a la ley.

Años de descuido de los gobiernos y de la sociedad, años de corrupción e impunidad que minaron nuestras instituciones y algo más grave, que minaron nuestra cultura de la legalidad y que nos alejaron del imperio de la ley , enfatizó.

Calderón Hinojosa destacó ante los congresistas que justamente esas condiciones han sido un freno para el desarrollo del país y por eso establecer un Estado de derecho pleno sigue siendo un asunto de primerísimo orden en México y en América Latina.

Insistió en que es falso lo que algunos dicen de que la violencia se incrementó por la acción del Estado en contra de las bandas delincuenciales, pues aseveró que está demostrado que fue al contrario y en aquellos lugares donde la autoridad claudicó de aplicar la ley, ésta se incrementó.

La relación de causa y efecto es absolutamente inversa, la violencia no es consecuencia de la acción del Estado, sino que la violencia generó la acción de Estado y en la mayoría de los casos y los lugares donde ha habido la intervención de las fuerzas federales, la violencia decreció , dijo.

El presidente de la República se refirió también en su mensaje al motivo central del Congreso y conminó a los participantes a realizar una revisión profunda de la Ley de Concursos Mercantiles.

Propuso que tal examen se haga con base en cinco principios fundamentales:

  • Conservación de empresas y empleos
  • Justicia y mejor trato para acreedores
  • Certeza y certidumbre para los involucrados
  • Responsabilidad para llevar ante la justicia si alguien actuó con negligencia
  • Celeridad en los juicios mercantiles

En síntesis, el mandatario habló de alcanzar un Estado de derecho pleno, con orden y paz, pues consideró básico para que funcionen la economía y la política y se alcance el anhelo de la sociedad de tener un México de leyes.

APR