El ciclón tropical Ivo se degradó a baja presión remanente y se localizaba a 350 kilómetros al suroeste de Punta Eugenia, en Baja California Sur, y a 880 kilómetros al oeste-noroeste de Cabo San Lucas.

Desde este domingo se esperaban lluvias fuertes en los estados de Sinaloa —donde se registraron inundaciones y otras afectaciones—, Nayarit, Durango y Zacatecas.

En Sinaloa, autoridades de los tres órdenes de gobierno realizaron una evaluación de daños, tras el paso del fenómeno meteorológico que causó fuertes lluvias y afectó a aproximadamente 600 personas, principalmente en los municipios de Ahome —donde se reportó la muerte de un menor—, Rosario, Mazatlán, Culiacán y Elota.

El Instituto de Protección Civil Estatal reportó que continuaban los trabajos de recuperación en diversos municipios, con el propósito de que se atendiera a la población que sufrió daños por las inundaciones, tras el aumento en los caudales de ríos y arroyos.

En Los Mochis, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia brindó atención a 99 personas provenientes de las comunidades y colonias más vulnerables que se vieron dañadas por las lluvias, a quienes se recibió en el albergue instalado en el Cobaes 02, con alimento, ropa, calzado y atención médica, según los reportes.

Lluvias en Monterrey

Las fuertes lluvias registradas el fin de semana en Monterrey y su zona metropolitana causaron la muerte de dos personas por descargas eléctricas, inundaciones en calles y pasos a nivel de las principales avenidas, carros bajo el agua, así como caída de árboles y anuncios espectaculares por los vientos.

En gran parte de Monterrey ocurrieron encharcamientos e inundaciones.