La secretaria de Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa Alcalde Luján, informó que se llevarán tres meses los análisis y estudios para llevar a cabo el rescate de los 65 cuerpos que quedaron atrapados en 2006 de la mina Pasta de Conchos en Coahuila.

Entrevistada al término de la firma del convenio con el Infonavit para atender el rezago en las demandas laborales, Alcalde Luján explicó que en visita a Alemania se buscó la posibilidad de contar con la participación de expertos en minas de carbón para llevar a cabo los estudios necesarios que permitan el rescate de los mineros.

Asimismo, confirmó que además de la participación de los alemanes se busca que se incorporen especialistas de Estados Unidos, China, Australia que se sumarán a los expertos mexicanos.

Tras reconocer que “no será una tarea fácil”, de lo que se trata es “ver cuál es la situación de la mina respecto a la presencia de gases, de agua, pero la idea es hacer absolutamente todo lo posible y que esa región del país; pero sobre todo las víctimas que han sufrido muchísimo en estos 13 años, podamos atender esa deuda que tenía el países”, explicó.

Enfatizó que “los alemanes están dispuestos a enviar a los mejores, a los expertos en estas minas de carbón; me comentaron de la experiencia que tienen en este tipo de explosiones. Vamos a estar estos tres meses junio, julio y agosto para trabajar en el expediente único, mismo que se está traduciendo al inglés para entregarlo a los expertos que se sumarán a los trabajos de rescate”.

En ese sentido, la ruta que seguirá el posible rescate en Pasta de Conchos, dijo, es “elaborar el expediente único desde los hechos sucedidos, a presencia en Pasta de Conchos de los especialistas y tomar la determinación de cómo sería la exploración, a cielo abierto o túneles. Estamos trabajando en la STPS Gobernación y la subsecretaría de Economía, y con las familias”.

Cabe recordar que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hace unas semanas el inicio de las labores de rescate de los cuerpos de los 65 mineros que quedaron enterrados en Pasta de Conchos, Coahuila.

[email protected]