Los exámenes de admisión para las universidades públicas deben mantenerse, afín de que la educación superior no mengue su calidad, definió el candidato presidencial panista Ricardo Anaya Cortés en un encuentro con líderes universitarios que integran la ANUIES.

Quien se manifieste por la eliminación de este criterio, “hace pura demagogia”, insistió Anaya a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior en clara alusión a su adversario Andrés Manuel López Obrador, que ha prometido desaparecer ese requisito y asegurar un lugar en las universidades públicas para los mexicanos que deseen seguir estudiando.

“Esto de que se eliminen todos los exámenes de admisión… se acabó la autonomía. Es decir, ustedes ya no van a decidir en sus instituciones… 'Ya no es autónoma la UNAM; ahora es el gobierno quien decide cuáles son sus criterios de admisión'. Ustedes saben que eso es demagogia pura. Eso, en la práctica, es imposible de llevar; el tema de cobertura necesariamente tiene que estar vinculado al tema de calidad”, dijo.

Ricardo Anaya Cortés comentó que si bien se debe reorientar el gasto público hacia las universidades, persiste un reto de eficiencia de los recursos al interior de las instituciones.

Anaya Cortés participó este viernes en la XXV Sesión Extraordinaria de la Asamblea General de la ANUIES en donde afirmó que para llegar a la meta que se tiene, de pasar de una cobertura de la educación media superior que actualmente ronda 37 % de la demanda de lugares a 50 % como se prevé para el 2030, se afrontan tanto retos presupuestales como aplicar de mejor manera el gasto.

“Sí hay un reto de eficiencia, sí nos tenemos que plantear cómo le podemos hacer para que con menos recursos incrementar la cobertura porque es real con una simple regla de tres, con los costos que tenemos, esa meta que se ha planteado de incrementar en el corto plazo al 50% de la cobertura del 37% que hoy tenemos pasar al 50 implica sí un reto presupuestal, pero también innovación, creatividad para ser más eficientes y poder dar más educación a más alumnos con menos dinero, de otra manera no vamos a poder alcanzar esa meta”, indicó.

En este sentido, Anaya se mostró a favor de impulsar una Ley de Educación Superior en donde se estipule la posibilidad de crear presupuestos multianuales para las universidades públicas.

“La incertidumbre del presupuesto del año siguiente es enorme, cómo va a poder una institución planear para los próximos 10 o 15 años si hay incertidumbre total todos los años, no digamos cuando hay cambio de gobierno, durante un mismo sexenio… ese tema me parece fundamental y estoy absolutamente de acuerdo, por supuesto tiene que ser dentro de las posibilidades reales”, enfatizó.

Afirmó, por otra parte, que la oferta educativa de las universidades se debe vincular con el mercado laboral para que así el conocimiento que se genera en las instituciones de educación superior “tenga una lógica de mercado” y por ende se tengan oportunidades de empleo o autoempleo y crecimiento económico.

El candidato presidencial concluyó que para que los alumnos tengan una educación integral se deben incluir las artes y la cultura en los programas de estudio.

 

hector.molina@eleconomista.mx