“¡Al carajo la delincuencia!”, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador al hacer un llamado a los grupos delictivos a que “le bajen”, y a portarse bien.

Durante una gira por Tamaulipas, donde dijo saber que un grupo beligerante azota con violencia a la entidad, López Obrador afirmó que su gobierno no dará un “garrotazo” a la delincuencia porque esa estrategia no funcionó, por lo que llamó a ése y otros grupos a bajarle a la violencia.

“Les estamos llamando para que le bajen, que ya todos nos portemos bien, al carajo la delincuencia”, sostuvo el presidente de la República.

López Obrador consideró que “el pueblo no es malo, son las circunstancias que llevan a tomar ese camino de la violencia”. Por ello, dijo, “no vamos nosotros a pegarle, como lo hicieron, un garrotazo al avispero y convertir al país en un cementerio. No, no es así”.

Acompañado del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, quien hace unos días le pidió aumentar el número de elementos de la Guardia Nacional en Tamaulipas, el presidente López Obrador insistió en que la violencia en el país le fue heredada por gobiernos anteriores que no crearon crecimiento económico ni empleos.

“Nos está costando (reducir la violencia) porque estaba muy mal la situación económica, social, muy mal; no sólo no había crecimiento económico, no había empleo, no sólo se abandonó el campo, no sólo se dio el mal ejemplo de la corrupción, también hubo muchos problemas en este periodo neoliberal de desintegración familiar, y muchos jóvenes crecieron sin tutela y la familia es fundamental en nuestro país”, expresó.

López Obrador dijo saber las críticas que hay hacia su gobierno por entregar dinero a personas que ni estudian ni trabajan en lugar de invertir en seguridad.

“Hay algunos a los que no les gusta, dicen: ‘para qué se le da dinero a los ninis, es mejor que haya policías, que haya soldados, que haya marinos’. ¡No! Ya se probó que esa estrategia no funciona. No se puede enfrentar la violencia con la violencia”, refirió.

El mandatario federal se pronunció en contra de la apología de la delincuencia a través de series de televisión. “¿Qué se hacía creer? Que estar en una banda delincuencial era de mucho prestigio, tiraban aceite, presumían, en las series de televisión, que (en) ese panorama pintaban una situación totalmente irreal, pura fantasía, que residencias, autos último modelo, ropa de marca, muchachas, muchachos guapos, sometían a las autoridades; bueno pues eso es totalmente irreal”.

De gira en hospitales rurales en San Carlos y luego en Soto la Marina, Tamaulipas, López Obrador dijo que la economía, la austeridad y el combate a la corrupción son temas que no le preocupan tanto como la inseguridad y los servicios de salud que hay en el país.

Reiteró que el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020 incluirá 40,000 millones adicionales para el sector salud, a fin de que haya medicinas y médicos en los hospitales públicos.

“Primero, que no falten las medicinas, esto es muy importante, y que no falten las medicinas ni en el hospital ni en las unidades médicas rurales, en los centros de salud. Para eso ya se creó el Instituto de la Salud para el Bienestar, ya tenemos ese instituto”.

[email protected]