Autoridades policiales estatales y municipales investigan la estampida humana causada por la detonación de un arma de fuego en la Expo Feria de Guadalupe, Nuevo León, donde fallecieron aplastadas cinco personas y 17 más resultaron lesionadas.

En rueda de prensa con la alcaldesa de Guadalupe, Nuevo León, Ivonne Alvarez, y el secretario de Seguridad de ese municipio, Ángel Fernando Pérez. El director de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), Adrián de la Garza, dio a conocer parte de las investigaciones realizadas hasta el momento.

Dijo que en el área Jardín Cerveza se encontró un casquillo calibre 10 mm de arma corta tipo escuadra semiautomática. Descartó que en el sitio se hayan registrado ráfagas de armas de fuego de alto poder y que las cinco muertes hayan sido por impactos de bala, manifestando que éstas murieron al caer y ser aplastadas por la gente que intentaba salir del lugar.

Mencionó que ya se encuentran declarando sobre los hechos al menos 14 personas, entre ellas el administrador del sitio, además de los responsables de la operación del lugar, del área de seguridad, de acceso y de las barras de bebidas, ya que se registraron fallas en los puntos de revisión de acceso al lugar, en donde se debe garantizar que no haya presencia de personas armadas.

A su vez, el director de Seguridad Pública de Guadalupe, Ángel Fernando Flores, declaró que el lugar cuenta con seis puertas de acceso, pero el pánico del público originó que todos quisieran salir al mismo tiempo sólo por tres de las puertas, lo que provocó la muerte de cinco personas que cayeron y fueron aplastadas, lo que refleja errores en el procedimiento de evacuación.