Integrantes del gabinete federal de seguridad se reunieron este martes 11 de febrero con el director de la Oficina para la Coordinación de Políticas Antidrogas del gobierno de Estados Unidos, James W. Carroll, y el embajador de ese país en México, Christopher Landau, con el objetivo de consolidar la cooperación conjunta en el combate a las adicciones, lavado de dinero, el trasiego de drogas y el tráfico de armas.

El funcionario de la Casa Blanca dijo que el gobierno estadounidense tiene la disposición de colaborar y ayudar en lo que sea factible para crear medidas de prevención y tratamiento de adicciones.

“Todos estamos a bordo en esto, necesitamos compartir información en tiempo real, trabajar de forma transparente y ver la situación como a un enemigo conjunto el cual debemos enfrentar unidos, apostando por la inteligencia para frenar sus efectos”, dijo el funcionario estadounidense.

La reunión fue encabezada por el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, acompañado por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón.

El secretario Durazo Montaño afirmó que el reto común con Estados Unidos es la elaboración de un plan conjunto corresponsable para combatir el crimen transnacional, con la coincidencia plena de trabajar de manera unida, a fin de enfrentar estos flagelos.

Ante James W. Carroll, el Secretario de Seguridad federal explicó la estrategia del gobierno de México orientada al combate a las drogas, la cual está basada principalmente en el combate a la corrupción, atender las causas de la inseguridad y la violencia, la coordinación estrecha y permanente a todas las instancias de seguridad, el fortalecimiento del marco jurídico, la capacidad operativa más el uso de la inteligencia, impulso a la estrategia nacional para la prevención de las adicciones, judicialización y extradición de criminales y no empoderamiento mediático de los delincuentes, así como la cooperación internacional para combatir la delincuencia.  

Durazo Montaño afirmó que “es imprescindible generar una política corresponsable y de colaboración para compartir información oportuna, reorientar la iniciativa Mérida, frenar lavado de dinero, controlar las armas que son exportadas a México, así como impulsar la prevención y tratamiento de adicciones y la demanda de drogas”.

A la reunión también asistieron los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de  Marina, José Rafael Ojeda Durán, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja; el secretario General del Centro Nacional de Información, Francisco Acuña Méndez; así como integrantes de la Oficina para la Coordinación de Políticas Antidrogas del Gobierno de Estados Unidos.

[email protected]

kg