Ciudad del Vaticano.- El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, invitó hoy al Papa Benedicto XVI a visitar su país, durante un breve encuentro que sostuvieron en la sacristía de la Basílica de San Pedro.

Al finalizar la misa de beatificación de Juan Pablo II y tras venerar los restos mortales del nuevo beato, el obispo de Roma saludó uno por uno a los 16 jefes de Estado que viajaron a Roma con motivo de la ceremonia, incluyendo el mandatario mexicano.

Calderón Hinojosa estuvo acompañado por su esposa, Margarita Zavala. Ambos iban vestidos de negro y saludaron con sobriedad al obispo de Roma dándole la mano. El Papa y el presidente intercambiaron unas palabras en inglés.

'Santo Padre, gracias por su invitación, gracias a usted y a la Iglesia. Le traigo una invitación del pueblo mexicano', dijo Calderón, se escuchó en las imágenes del encuentro distribuidas la tarde de este domingo por el Centro Televisivo Vaticano (CTV).

'Estamos sufriendo por la violencia. Ellos lo necesitan más que nunca, estamos sufriendo. Lo estaremos esperando', agregó.

Tras la ceremonia en la cual Juan Pablo II fue declarado beato de la Iglesia católica, Calderón Hinojosa y su delegación se dirigieron inmediatamente al aeropuerto Ciampino de Roma donde abordaron un avión con destino a la Ciudad de México.