Al menos una docena de estados han impuesto medidas de confinamiento más severas para contener la propagación del coronavirus que, incluso, pueden derivar en sanciones económicas o arrestos.

Aunque el gobierno federal, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha dicho en reiteradas ocasiones que no impondrá ninguna medida obligatoria de confinamiento, entidades como Sonora, Jalisco y Michoacán decretaron medidas extremas para mantener a la población en sus hogares.

En marzo pasado, los 72 municipios de Sonora acordaron activar el confinamiento obligatorio y establecer causas justificadas para circular en vía pública, como adquisición de alimentos y medicinas; asistencia a hospitales; desplazamiento al lugar de trabajo y retorno a su residencia; cuidado a adultos mayores y salidas a bancos.

De no cumplir con la orden, las multas aplicadas van desde 800 hasta 8,000 pesos, arrestos de hasta 36 horas y se empleará la fuerza pública para el traslado de personas a sus casas.

Por su parte, el gobierno de Jalisco aprobó aplicar multas y sanciones contra las personas que incumplan la cuarentena con penalizaciones de hasta 36 horas de arresto administrativo a quien salga a la calle a realizar actividades no esenciales y por no usar cubrebocas en edificios, en cualquier espacio público o en transporte ; así como en aquellos establecimientos o giros que se dediquen a actividades esenciales.

Ayer el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles se sumó a la aplicación de medidas severas contra la propagación del virus. Al firmar un decreto advirtió que en caso de no acatar la restricción se impondrán desde multas hasta sanciones de aislamiento obligatorio y la realización de labores comunitarias.

“A partir de hoy (lunes) se inicia en todo el territorio del estado de Michoacán el periodo de aislamiento obligatorio”, afirmó.

Sólo circularán por la vía pública quienes tengan que adquirir alimentos o medicamentos, acudir a hospitales o asistir a adultos mayores y quienes vayan a trabajar en actividades esenciales ya determinadas por la Federación.

Existen otros estados que se podrían unir al confinamiento obligatorio. Ayer, en Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo indicó que, de ser necesario, firmará un decreto para que el confinamiento sea obligatorio ya que “mucha gente sigue como si nada; deben de quedarse en casa, deben ayudar. Hoy en Michoacán ya se firmó el decreto (...) Nosotros no lo hemos determinado, pero si es necesario, lo vamos a hacer, lo quiero dejar en claro”.

El gobierno de Guerrero ya aplicó medidas como la prohibición de la venta de alcohol hasta las 8 de la noche, “derivado del incremento en los índices de la violencia hacia las mujeres en confinamiento”, medida similar a la aplicada en los estados de Coahuila, Nuevo León y Sinaloa.

En Durango, sin decreto, se anunciaron medidas de confinamiento más estrictas. El gobernador José Aispuro Torres anunció que, junto con sus ayuntamientos, aplicarían infracciones a las personas que salgan a las calles por actividades no esenciales.

Entre las nuevas acciones que habrán de coordinar el estado y municipios se incluye el incremento en la presencia de elementos de seguridad en los filtros sanitarios y la realización de patrullajes en las calles. El gobernador Aispuro marcó que los infractores a estas normas serán sometidos a trabajo comunitario.

En Chihuahua, el gobernador Javier Corral publicó nuevas medidas sanitarias para acatarse en la entidad, en las que se incluye la disminución de personas en el transporte público, el servicio particular, así como en los supermercados.

En Baja California Sur, las autoridades sanitarias informaron que las personas fallecidas por Covid-19 no podrán ser veladas de manera habitual, y las funerarias deben contar con altas medidas de protección para las personas que estarán en contacto con el cuerpo.

En Coahuila se anunció la puesta a disposición del Ministerio Público a personas que hayan sido diagnosticadas con Covid-19, que sean sorprendidas sin respetar la cuarentena.

En Colima, las personas que quieran ingresar al estado deberán acreditar que realizarán alguna de las actividades consideradas esenciales durante el confinamiento.

Por orden del gobierno colimense, se instalaron 15 filtros sanitarios ubicados en los puntos de acceso a la entidad, en donde se cuestionan a los conductores y pasajeros de vehículos sobre sus actividades en el estado.

Rechaza SEP que se pierda el ciclo escolar

En el primer día de regreso a clases no presencial, el secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, reiteró que no se perderá el ciclo escolar por la emergencia derivada del Covid-19.

“¿No se pierde el ciclo escolar definitivamente?”, se le preguntó.

“No”, respondió Moctezuma.

Al salir de Palacio Nacional, el funcionario federal fue cuestionado sobre el reinicio de clases a distancia, por lo que recordó que el programa de aprendizaje no presencial se basa en el contenido de los libros de texto gratuitos y se refuerza a través de programas de televisión.

“La base de Aprende en Casa son los libros de texto gratuitos que tienen todos los niños y niñas de México. Hay muy buena relación entre los maestros y las maestras y sus alumnos, y desde antes de salir dieron instrucciones de tareas y de cómo seguir los libros de texto”. (Redacción)

maritza.perez@eleconomista.mx