Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial del Movimiento Progresista, señaló que para acabar con las violaciones a los derechos humanos del país, lo que realmente se requiere es un cambio de fondo, lo cual se dará cuando exista un estado democrático.

Aclaró que luego del encuentro que mantuvo este lunes en el Alcázar del Castillo de Chapultepec con el poeta Javier Sicilia, líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignida, no permitió que le diera un beso, ya que consideró que se trató de un asunto meramente mediático.

Es el derecho de expresión, de manifestación, de quienes además están muy afectados por la violencia, es entendible que estén indignados, molestos y hay que escucharlos y atenderlos", manifestó.

López Obrador recalcó que su propuesta es cambiar el régimen, ya que siente que el principal violador de los derechos humanos es el Estado.

Y qué es lo que ha llevado a esta crisis, a esta decadencia, pues la política económica que han venido imponiendo en beneficio de una pequeña minoría, entonces, cuando se dice todos los políticos son iguales, no espérate, no somos iguales", agregó.

Con información de Radio Fórmula.

MIF