El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que no existe un pleito entre su gobierno y los gobernadores del PAN que no aceptaron firmar su adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar. Señaló que, por el contrario, será una buena “competencia” entre el Insabi y los modelos de salud que emprendan los gobiernos del Partido Acción Nacional.

“Los ciudadanos van a calificar. Qué tal que los ciudadanos digan: ‘Está mejor éste (el sistema de salud de los gobiernos no adheridos al Insabi)’. Está bien la competencia”, expresó López Obrador.

Garantizó que los gobiernos de ese partido recibirán los recursos que les corresponden para que puedan operar su propio sistema de salud.

En tanto, el líder nacional del PAN, Marko Cortés, consideró que hay una “cerrazón” del presidente al desechar la propuesta de mejora del sistema de salud que le plantearon los gobernadores panistas.

“El presidente echó abajo los acuerdos que se habían logrado con su equipo, tanto con la Secretaría de Salud como con el propio Insabi”, dijo Cortés.