El Instituto de Formación Política de Morena no será una central de adoctrinamiento ni una escuela de una sola ideología; su objetivo es generar pensamiento crítico desde las bases, planteó John Ackerman.

El académico de la UNAM y recientemente nombrado consejero del IFP aseguró que, al ser Morena un partido político que prácticamente va naciendo, tiene la necesidad de fortalecer el debate y el análisis ideológico, político e histórico.

En entrevista, explicó que el objetivo sería generar una conciencia y un respaldo crítico tanto para el Movimiento de Regeneración Nacional y el mismo gobierno.

Por supuesto, aquí la idea es generar una conciencia crítica. El partido es un órgano independiente y autónomo y estará en una relación muy cercana con el gobierno, pero desde luego tiene que ser un respaldo crítico, una conciencia crítica, subrayó.

El académico sostuvo que en México no hay un modelo similar a lo que ha planteado Morena con la creación del Instituto de Formación Política, pese a que no falta quién intente compararlo con el Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales del Partido Revolucionario Institucional.

“La comparación está fuera de lugar, porque Morena es un nuevo partido que no tiene nada que ver con el PRI, más bien es un partido que se construye o busca construirse de abajo para arriba y este instituto no es un instituto de estudio, aunque vamos a hacer estudios e investigaciones, pero sobretodo la idea es partir de la base y generar una democracia, una participación social”, destacó.

Ackerman Rose señaló que este instituto de ninguna manera será una escuela de una sola ideología. La escuela del IFP, anotó, será el pensamiento crítico, la posibilidad de analizar, de descifrar mensajes, construir discursos, lo que permita la liberación de las conciencias.

“No nos adscribimos a ninguna ideología en particular, ni la marxista, ni el neoliberalismo, ni el anarquismo, ni el socialismo. La idea es el pensamiento crítico”, expuso.

Agregó que, ante las críticas de si el IFP será una central de adoctrinamiento, la respuesta es: “será una central de antiadoctrinamiento, de aprehender el pensamiento crítico, independiente y racional y eso es lo importante: liberar las conciencias justamente para que no estén tan controladas de manera unidireccional, que se aprenda a moverse en este nuevo espacio multidimensional de las redes y esas cosas, y utilizar eso para construir el pensamiento crítico”.

Queremos evitar que Morena se convierta en otro PRD

John Ackerman, quien ha sido uno de los hombres más cercanos al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, explicó que existe compromiso de Morena con el IFP y muestra de ello es que, a partir del próximo año, se prevé que destine 50% de sus prerrogativas oficiales a ese proyecto.

Dijo que, si bien poco a poco el proyecto va tomando forma, lo que tienen claro es que buscarán consolidar y profundizar el nivel de debate en todo el país y sobre todo evitar convertirse en otro PRD.

No estamos tomando ningún modelo en particular. La idea es innovar, crear algo nuevo, porque hemos tenido muy malas experiencias, (por ejemplo) lo que pasó al PRD yo creo que es más bien ver ahí un antimodelo, queremos evitar que Morena se convierta en otro PRD y mucho menos en el PRI, queremos cumplir con las experiencias de la militancia y de la sociedad en general, que Morena sea algo diferente, nuevo, participativo y crítico; esto es lo que es Morena hoy y lo que queremos que siga siendo, explicó.

Refirió que en un principio el IFP está dirigido solamente a militantes de Morena y poco a poco irá abriéndose a la sociedad en general; el enfoque será multidisciplinario, pues el objetivo es apoyar a generar una ciudadanía crítica.