Son considerados como los hombres cercanos al Presidente, con vínculos que pueden ir desde lo laboral hasta lo personal. A ellos se confían las decisiones de un país: se trata del gabinete, de hombres y mujeres con lealtad e incluso disposición para mudarse de una dependencia a otra, si se requiere.

Existen ya escenarios sobre la conformación de un futuro gabinete presidencial. Aunque todavía está pendiente que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) califique la elección del 1 de julio, lo cual debe hacerse antes del 6 de septiembre.

La Central de Estrategias Políticas (Cepol) ha realizado una prospectiva sobre cómo podría conformarse el gabinete del virtual ganador de la contienda presidencial, Enrique Peña Nieto (PRI).

El análisis incluye un primer círculo cercano a Peña Nieto: Luis Videgaray Caso en la oficina de la Presidencia; Erwin Lino como su Secretario Particular, y David López como encargado de Comunicación Social.

El análisis de la Cepol plantea a los posibles candidatos para 13 dependencias, aunque en seis despachos se hace sin definición.

DICE LA CONSTITUCIÓN

Por facultad constitucional, un Presidente de la República puede nombrar y remover libremente a cualquier Secretario de Estado.

Los únicos requisitos que establece la Carta Magna para ser titular de alguna Secretaría son tener ciudadanía mexicana por nacimiento, estar en ejercicio de sus derechos y tener 30 años cumplidos.

El Artículo 92 constitucional estipula que todos los reglamentos, decretos, acuerdos y órdenes del Presidente deberán estar firmados por el Secretario de Estado a que correspondan o no tendrán validez.

RINDEN CUENTAS

Los secretarios de Estado no sólo rinden cuentas al Presidente. También deben hacerlo al Congreso, donde están representadas todas las fuerzas políticas.

Técnicamente conocida como Glosa del Informe, cada año los secretarios de la administración federal pueden ser citados por las cámaras de Diputados y de Senadores para que expliquen la situación que guarda su ramo. También pueden ser llamados a cuentas para explicar un tema en particular.

Cualquiera de las cámaras podrá convocar a los secretarios de Estado, al Procurador General de la República, a los directores y administradores de las entidades paraestatales, así como a los titulares de los órganos autónomos para que informen bajo protesta de decir verdad cuando se discuta una ley o se estudie un negocio concerniente a sus respectivos ramos o actividades o para que respondan a interpelaciones o preguntas , estipula la Constitución.

Además existe la llamada pregunta parlamentaria . La Constitución establece que las cámaras podrán requerir información o documentación a los titulares de las dependencias federales, con preguntas por escrito, la cual deberá ser respondida en un término no mayor a 15 días naturales a partir de su recepción.

__

Haz clic en la imagen para ampliarla