Organizaciones civiles están inconformes con el dictamen de la nueva ley federal de transparencia y acceso a la información pública, que ya está en la Cámara de Diputados para su debate y posible ratificación.

Para el Colectivo por la Transparencia, el dictamen es deficiente en diversos puntos, y no cumple con los avances alcanzados por la reforma constitucional y la ley general, a favor de la transparencia y el acceso a la información. Sostiene que la minuta va en contra de las garantías constitucionales de audiencia y seguridad jurídica, además de que abre una brecha a la arbitrariedad y judicialización del derecho.

El Colectivo por la Transparencia define cinco puntos esenciales en los que falla la nueva ley federal de transparencia:

  1. En cuanto el recurso de revisión en casos de seguridad nacional, necesita que se detalle el procedimiento, definir el concepto de Seguridad Nacional , el grado de participación del INAI (Instituto Nacional de Acceso a la Información), los efectos y el tiempo de la resolución.
  2. Le retiran al INAI la facultad para determinar el acceso a información sobre violaciones graves a derechos humanos. No se le permitirá ordenar desclasificar información en donde intervengan violaciones graves a los derechos humanos.
  3. La nueva ley prevé excepciones para el acceso a la información que los comisionados del INAI deben tener para poder determinar si la información que se les solicita es de interés público y resolver el recurso de revisión. Esto podría dar pauta a que cualquier solicitud de información sea negada de forma arbitraria.
  4. Los solicitantes tendrían una desventaja respecto de los sujetos obligados al pedir una audiencia para la sustanciación del recurso de revisión.
  5. También el INAI pierde la facultad para ordenar la generación de información, de igual forma falta que las resoluciones fijen sanciones cuando existan violaciones a la ley por parte de los sujetos obligados.