La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, afirmó que la inhabilitación por 10 años en contra de Rosario Robles Berlanga para que ocupe cargos públicos fue una de las menores posibles, al tiempo que respondió a la exfuncionaria que no hay alguna persecución política en contra de ella. 

La semana pasada, Mariana Moguel, hija de Robles Berlanga, leyó una carta ante medios de comunicación escrita por su madre en la que acusa una persecución política en su contra.

 

Cabe recordar que a Robles se le dictó prisión preventiva por dos meses en agosto pasado debido a su vinculación con el esquema de desvío de recursos públicos, denominado como Estafa Maestra.

“Se respondió como debe ser, se aplicó la ley, incluso se asignó, entiendo, la responsabilidad, la menor, en términos de la ley que corresponde aplicar y lo que digo yo a la sociedad y también a la involucrada es que aquí no hay fobias o dados cargados contra nadie, es un proceso administrativo”, dijo la funcionaria federal.    

En entrevista con medios, al término de la firma de un convenio con el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), la secretaria dijo que Robles está en su derecho de impugnar la resolución de la Secretaría de la Función Pública (SFP), algo que no tiene conocimiento si ha sucedido hasta ahora. 

Continúan indagatorias sobre Bartlett 

Respecto a la investigación que se abrió en contra del director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett y su patrimonio, la secretaria refirió que las indagatorias continúan.

“Como ustedes saben aquí sigue abierta la investigación y lo único que puedo reiterar en este caso es lo que acabo de señalar, aquí no hay filias ni fobias contra nadie y vamos, aquí no hay imputables y vamos a continuar hacienda de la honra la ley nuestra regla de oro”, dijo Sandoval.

La titular de la SFP comentó que en cuanto se tenga información sobre la investigación en contra de Bartlett se dará a conocer al público.

kg