El Instituto Nacional de Migración (INM) entregó las primeras tarjetas de residencia permanente por vínculo familiar y tarjetas de visitante por razones humanitarias a los desplazados en la línea fronteriza con Guatemala.

Indicó que con la entrega de los documentos, el pasado 31 de mayo, comenzó la regularización de la población víctima de desplazamiento forzado de Laguna Larga, Guatemala, asentados en la línea fronteriza entre Campeche.

Precisó que en esta ocasión se entregaron 12 tarjetas (10 de residencia y dos por razones humanitarias), lo que incentivó a que más de cinco decenas de personas guatemaltecas se decidieran a iniciar su trámite, detalló la dependencia en un comunicado.

Agregó que la población de origen guatemalteco, integrada por 190 adultos y 217 menores de edad, que integran 84 familias, se encuentra en un campamento en el ejido El Desengaño, en el municipio de Candelaria, Campeche.

Dijo que este domingo 2 de junio se cumplen dos años del desplazamiento forzado de este grupo de personas y desde su llegada a México han sido atendidas por personal migratorio en apego a la nueva política migratoria de esta administración.

Expuso que los guatemaltecos asentados que tenían su tarjeta de visitante regional lograron la condición de estancia permanente, debido a que sus hijos nacieron en México.

Otras personas más recibieron la tarjeta de visitante por razones humanitarias al cumplir los requisitos y realizar los trámites de manera adecuada.

El Instituto Nacional de Migración precisó que aunque la problemática que los hizo salir de su país de origen es ajena a México, las diferentes instancias gubernamentales, acompañadas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) se mantienen atentos a las necesidades de esta población.

Dichas acciones reafirman los principios, la orientación y el compromiso asumidos en esta materia por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez.