El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó, esta mañana en conferencia de prensa, que se está avanzando en la entrega de fertilizante en Guerrero, aunque afirmó que las protestas que se realizan, se deben a presiones de los líderes que estaban acostumbrados a recibir recursos. Dijo que su gobierno no cederá a esa presiones. Llamó a los manifestarse a no dejarse manipular; destacó que no se usará la fuerza pública para desalojar los bloqueos que llevan a cabo. 

López Obrador afirmó que su relación con el gobierno de Estados Unidos es muy buena. Aseguró que el próximo viernes vendrá a México una delegación de legisladores de Estados Unidos, a quienes recibirá para exponerles los ejes de su gobierno y las acciones que está llevando a cabo para combatir la corrupción y la desigualdad social.  

El mandatario recordó que el 20 de julio viene a México el secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, quien se reunirá con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. López Obrador pidió nuevamente al Senado estadounidense la aprobación del T-MEC.

En otro tema, el Presidente dijo que los tres detenidos ayer por presuntamente estar involucrados en el secuestro de un menor de edad, eran elementos de la Policía Militar, pero iban a formar parte de la Guardia Nacional. El mandatario dijo que el gobierno no protegerá a ningún funcionario público. Indicó que el propio secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, le informó de esta situación. 

El Presidente de la República dijo que no está en favor de la renovación total de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Sin embargo, reiteró que los Ministros están tratando de legislar en materia de la ley de salarios máximos. López Obrador dijo que en caso de que el Poder Judicial ordene echar atrás, total o o parcialmente, la reducción de salarios, él podría presentar una iniciativa constitucional para insistir en el tema.