De cara al próximo periodo ordinario de sesiones de la Cámara de Diputados, el grupo parlamentario del PRD acordó impulsar una agenda de casi 100 temas prioritarios entre los que destacan: reformar el modelo de fiscalización de gastos de campaña y precampaña electoral y sancionar a quien desvíe recursos públicos, así como impulsar las candidaturas ciudadanas, la revocación de mandato, referéndum, plebiscito e iniciativa ciudadana.

Desde Ixtapan de la Sal, Estado de México, los perredistas refrendaron su voluntad de discutir de manera abierta las reformas fiscal y energética, pero reiteraron que no apoyarán la pretensión de homologar la tasa del IVA a alimentos y medicinas, ni la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En su oportunidad, Fernando Cuéllar Reyes, coordinador de la mesa económica, criticó la decisión del PRI de aplicar el IVA de manera generalizada y consideró un contrasentido que al mismo tiempo se hable de una Cruzada contra el Hambre, ya que el cobro de impuestos al consumo afectará a los mexicanos más pobres, que además rompe con el principio constitucional de proporcionalidad fiscal en el sentido de que deben pagar más impuestos quienes más ingresos obtienen.

De ahí que los perredistas anunciaron que promoverán una reforma hacendaria que elimine la evasión y la elusión fiscal para fortalecer las finanzas públicas y que el gobierno tenga los recursos suficientes para cumplir sus obligaciones. Además de que pondrán lupa a la fiscalización del gasto para que los recursos se ejerzan con calidad.

rramos@eleconomista.com.mx