Un enfrentamiento entre reos en el penal de Topo Chico, en Monterrey, dejó un muerto y 19 heridos a pesar de la movilización de cientos de policías, informó el gobierno local.

Los choques en el penal, donde en 2014 un motín dejó 49 muertos, se produjeron pasado el mediodía de este miércoles 27 de marzo, después de que la noche del martes fueran reacomodados 504 presos.

"Hubo golpeados en la trifulca, 20 personas fueron golpeadas (...) hubo disparos de salva pero al aire para disuadir a los dos grupos" de presos que protagonizaron los violentos choques, informó a la prensa Antonio Chávez, directivo del gobierno del estado de Nuevo León, al que está adscrito Monterrey.

Uno de los reos que participó de la pelea y quien es identificado como Alberto G, de 40 años de edad, "falleció", indicó un comunicado del gobierno estatal.

Este hombre, encarcelado en 2014 por robo de vehículo, "presentó taquicardia durante los disturbios (...), sin embargo, mientras recibía la atención (médica), el interno sufrió un infarto y perdió la vida", explicó el funcionario.

Las detonaciones provocaron pánico entre los familiares de los reos, que se congregaron afuera del penal y durante algunos minutos empujaron varias veces la puerta principal del centro penitenciario, según mostraron imágenes televisivas.

Chávez dijo que "hay reacomodo, los grupos quieren tener el control" de la cárcel, que alberga a 3,000 presos.