El candidato presidencial del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador desacreditó las encuestas al señalar que estas no reflejan el lugar en que se ubica en las preferencias del electorado, pues no existe rigor, seriedad ni profesionalismo al levantarlas.

Aseguró que los sondeos se realizan con propósitos propagandísticos y no contempla información plural, objetiva o equilibrada.

Ejemplificó con el caso de un sondeo realizado por el periódico Milenio en el que dijo, durante los primeros 10 minutos en los que estuvo en la página de Internet de este medio, íbamos en primer lugar y de manera inexplicable desapareció la información .

Refirió que en este mismo diario también se publicó una encuesta en la que nos agregaron un punto, mientras que Peña Nieto bajo de 97 a 96, o sea que vamos mejor .

El candidato presidencial insistió en su llamado al IFE para que fiscalice la campaña de su contrincante del PRI, Enrique Peña Nieto, quien dijo está usando mucho dinero mientras la autoridad electoral no dice ni pio .

Pidió a los consejeros del IFE que hagan su trabajo que de ser necesario se suban al Metro no para usarlo o caminen por las calles para que confirmen el despliegue de propaganda del abanderado priísta.

PROPUESTA EN VIVIENDA

Al dar a conocer su propuesta en materia de vivienda, informó que de llegar a la Presidencia de la República invertiría 8,000 millones de pesos a este sector a fin de construir un millón de acciones al año en este rubro, de las cuales la mitad sería para el medio rural y la otra parte para el urbano.

Detalló que con ello se generarían 500,000 nuevos empleos, además de que las viviendas en el medio urbano tendrían precios accesibles de entre 120 a 150,000 pesos a pagar en varios años.

Destacó que con su programa de construcción de casas habitación, además de promover el empleo, daría facilidades para que la población obtuviera viviendas dignas y decorosas, se promovería la industria de la construcción, pues en buena medida ese proyecto descansa en la inversión privada.

Comentó que nunca ha estado en contra de los empresarios y que por el contrario cuando fue jefe de gobierno tuvo una buena relación con estos, para desarrollar muchos de los proyectos en materia de desarrollo.

Asimismo, López Obrador reconoció que si bien al interior de su partido hay diferencias, no existen divisiones insalvables o graves, pues él mismo las reconocería.

En su conferencia de prensa matutina, el abanderado del PRD, PT y Movimiento Ciudadano, recalcó que en esta coalición hay más unidad que nunca.

Al cuestionarlo sobre el apoyo que ha recibido por parte de su partido dijo que si bien todos estamos juntos la estrategia de su campaña descansa en el apoyo de los ciudadanos, quienes representan el motor del cambio.

MIF