A más tardar dentro de seis semanas la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la CDMX presentará las primeras conclusiones de la investigación penal que realiza sobre las causas del colapso de la estructura elevada en la Línea 12 del Metro, informó Ernestina Godoy Ramos.

“Queremos decirle a la población en general, a la población de Tláhuac y en especial a las víctimas de esta tragedia, que habrá justicia y que no se encubrirá a nadie. Revele lo que revele esta investigación, y tope donde tope”, dijo.

En conferencia, la fiscal capitalina explicó que la investigación será a fondo a fin de indagar desde el proyecto ejecutivo, la revisión de la obra y de su sobrecosto, la calidad de los materiales y las causas técnicas del siniestro.

“Hoy asumimos el compromiso de informar de forma periódica sobre los avances de la investigación”, afirmó.

Por su parte, Myriam Urzúa, secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil del gobierno de la capital, informó que el peritaje y análisis de la causa-raíz del colapso en la Línea 12, que realizará la empresa noruega Certificadora Internacional Det Norske Veritas (DNV-GL), costará alrededor de 20 millones de pesos.

“Estamos terminando de asignar actividades con presupuesto y costo, sobre todo porque habrá 16 expertos internacionales que van a estar llegando al lugar”, refirió.

Los recursos, precisó Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, “saldrán del presupuesto” asignado a su administración.

Armando Ocampo, titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México, informó que, de acuerdo con el último reporte oficial, hasta ayer se mantenía en 26 la cifra de personas que murieron a causa del accidente del pasado día 3 en la Línea 12 del Metro; 21 seguían hospitalizadas, a ocho se les daba seguimiento hospitalario y 68 ya habían sido dadas de alta.

rolando.ramos@eleconomista.mx