El director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, reportó que sumaban 706 las personas fallecidas entre personal de Salud en México; en 23 de esos casos estaba por confirmarse o descartarse que perdieron la vida al haberse infectado del nuevo coronavirus SARS-CoV2.

De los 46,013 casos acumulados de enfermos en ese sector, 41% corresponde a enfermeras o enfermeros; 29% a médicos; 27% a otros trabajadores de la Salud; y 2 y 1% a laboratoristas y dentistas, respectivamente.

En total, 42,252 personas del sector Salud no requirieron hospitalización; del resto que sí requirió, 234 fueron intubados, 1,693 están graves y 1,834 se encuentran estables.

Al actualizar el informe técnico diario, el funcionario reportó que en México, al 1 de julio, ascendía a 28,510 la cifra de personas que murieron a causa del coronavirus y que otros 2,204 fallecidos estaban en calidad de sospechosos porque no se había confirmado con la prueba de laboratorio que les fue practicada si se infectaron o no del nuevo virus.

En tanto, el subsecretario de Prevención y Protección de la Salud, Hugo López-Gatell, expuso que el uso inadecuado de equipos de protección personal como goggles, cubrebocas de alta eficiencia, caretas y otros en hospitales, cuando empezó la epidemia del coronavirus, propició una ausencia súbita, entre el personal médico.

“Hubo la expectativa de que todos los trabajadores de la Salud, independientemente de en qué puesto de trabajo estaban, debían utilizarlos”, explicó.

“Ocurrió que hubo la expectativa pública de que todo mundo, incluso quien no estuviera intubando a los pacientes, tomándoles muestras, que son dos puestos de trabajo donde más se requiere estos equipos de alta contención, deberían usarlos”.

[email protected]