La Ciudad de México ha sido también escenario del delito de robo de combustibles en su modalidad de toma clandestina, al menos durante los últimos cuatro años, según información de Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con datos entregados por la empresa nacional petrolera a un ciudadano que elaboró una solicitud de información, a través de la plataforma de transparencia, del 2012 a noviembre del 2016 en la capital del país se localizó un total de 30 tomas clandestinas.

Pemex ha detectado ordeñas en cuatro de las 16 demarcaciones territoriales de la Ciudad de México durante el periodo mencionado. Ningún caso tuvo origen en el 2012, de acuerdo con los datos proporcionados al particular.

Tlalpan es la delegación con mayor número de tomas clandestinas, con un total de 17, ya que fueron detectadas en el 2015 cuatro, y el año pasado 13 tomas ilegales.

Las siguientes demarcaciones en la lista son: Azcapotzalco con cinco eventos ocurridos en el 2015 y Gustavo A. Madero con la misma cantidad de tomas en diferentes periodos.

Esta última demarcación fue la única que registró episodios desde el 2013, con un evento ese año; en el 2014 de igual forma uno; el 2015 registró dos tomas clandestinas; y para el 2016 fue detectada una más; un total de cinco tomas clandestinas en GAM.

Finalmente, se ubica la delegación Álvaro Obregón, donde fueron halladas tres ordeñas ilegales: una en el 2014 y dos durante el 2015.

A nivel federal, el número de tomas clandestinas en los ductos de Pemex ha ido en aumento durante el presente sexenio.

Mientras en el 2012, el total de las entidades federativas que registraron este delito fue de 1,635; durante el año pasado los casos ascendieron a 6,057.

Del 2012 al 2016, Petróleos Mexicanos da cuenta de 19,191 tomas clandestinas. De esta cifra, Tamaulipas es el estado que encabeza la lista con 3,104; seguido por Puebla, 2,869; y Guanajuato con 2,688 casos.

De acuerdo con la empresa petrolera, las tomas clandestinas significan daños al medio ambiente; impactan en la seguridad de las comunidades y golpean las finanzas de la institución.

[email protected]