Los grupos criminales se han focalizado en nuevos municipios en cuanto al robo de combustible, en este 2019.

De enero a julio de este año, entre los 20 municipios del país que hoy lideran el número de tomas clandestinas utilizadas para robo de combustible, se encuentran 14 localidades que no figuraban entre las de mayor incidencia en dicha actividad ilícita en el mismo periodo del año pasado.

Para los primeros siete meses de este 2019, Hidalgo encabezó la lista de entidades con mayor número de municipios que registran, a su vez, mayor incidencia en tomas clandestinas.

Tamaulipas concentró cuatro municipios; el Estado de México, Tabasco y Puebla concentraron dos cada uno; y Veracruz y Querétaro, uno cada entidad.

En el estado de Hidalgo se ubican los municipios de Cuautepec de Hinojosa, Tula de Allende y Atotonilco de Tula, que entre enero y julio del 2019 son los municipios con mayor número de tomas ilegales con 431, 333 y 254, respectivamente.

Para el mismo periodo del 2018, es decir, entre enero y julio, los municipios que lideraron en número de tomas ilegales fueron San Martín Texmelucan, Puebla; Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco; y González, Tamaulipas, con 514, 320 y 276 tomas clandestinas, cada uno.

El municipio de González, cabe destacar, se mantiene entre los 20 municipios con mayor incidencia en tomas clandestinas este año, en el lugar 11, con 155 tomas; una baja de alrededor de 43% en comparación con las 276 que se contabilizaron en la localidad en los siete primeros meses del año pasado.

Hidalgo, entidad que agrupa la mayor cantidad de municipios con mayor incidencias de tomas es disputado por dos grupos criminales dedicados al robo de hidrocarburos principalmente: Los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Esta última agrupación criminal ha iniciado un combate frontal con Los Zetas y otras bandas locales por el control del huachicol en la entidad, que así como el año pasado lidera entre los estados con mayor incidencia de robo de hidrocarburos.

Los municipios de Hidalgo, así como lideran la lista entre los de mayor incidencia en tomas clandestinas, también lo hacen entre los que mayor incremento de dicha actividad registran en comparación con el año pasado.

Éstos son los casos de las localidades de Tlahuelilpan y Ajacuba que registran un incremento en el número de tomas ilegales de 992 y 929%, respectivamente.

En Tlahuelilpan se han registrado, en los primeros siete meses de este 2019, 153 tomas clandestinas, en el mismo lapso del año pasado se registraron 14; mientras que en el caso de Ajacuba este año van 175, en tanto que el año pasado, a estas alturas se tenía registro de 17 rupturas a los ductos de Pemex en la localidad.

Por otra parte, en el caso de los municipios de Tamaulipas, se tiene registro de actuación de grupos criminales como Los Zetas y el Cártel del Golfo. En la entidad norteña destaca el caso del municipio de Altamira que se ubica en la posición número seis entre los 20 municipios con mayor incidencia de tomas clandestinas con un total de 212, cantidad que significa un incremento de 32.5% en comparación con las 160 que se contabilizaron entre enero y julio del 2018, según Pemex.

En tanto que en Puebla, Veracruz y Querétaro se tienen registros de actuación de los cárteles de los Zetas, el Golfo, Jalisco Nueva Generación y los Beltrán Leyva, entre otras agrupaciones de menor tamaño.

Entre los municipios de estas entidades que se encuentran entre los primeros 20 con mayor número de tomas clandestinas destaca el caso de Huachinango, Puebla, que registró un aumento en la incidencia de tomas clandestinas de 434%, al pasar de 35 tomas ilegales registradas entre enero y julio del 2018 a 187 contabilizadas en los mismos meses de este 2019.