Asegurando ser neutrales ante las elección presidencial en curso, pero con una postura clara, las organizaciones ciudadanas México Evalúa, Mexicanos Primero y el Observatorio Nacional Ciudadano presentaron un análisis sobre el debate presidencial realizado el pasado domingo. La conclusión general que expusieron es que los candidatos no tocaron los problemas más acuciantes en materia de seguridad, corrupción y consolidación de la democracia que afectan la vida de todos los habitantes del país. Por ello, dijeron, el ciudadano fue el gran ausente en los discursos presentados por los contendientes a la presidencia.

Seguridad

Edna Jaime, Francisco Rivas y Alfonso Mejía —directores de México Evalúa, Observatorio Nacional Ciudadano y Mexicanos Primero, respectivamente— plantearon los temas que a su juicio debieron debatir los candidatos. Tocó a Rivas plantear los temas en materia de seguridad. Para el director del Observatorio Nacional Ciudadano, la crisis de violencia por la que atraviesa el país con repuntes históricos en varios rubros, la cooperación México-Estados Unidos relacionada con el tráfico ilegal de armas —que contabiliza el ingreso al país de 230,000 armas por año—, los ataques a periodistas, la reingeniería del sistema penitenciario, la política de drogas y la agenda de derechos humanos fueron algunos de los grandes temas ausentes.

Cuatro de los 12 delitos de alto impacto incrementaron respecto al primer trimestre del 2017 en el ámbito nacional
Fuente: Observatorio Nacional Ciudadano

Los temas que sí fueron tocados por los candidatos fueron el feminicidio y el incremento del número de policías como medida de combate a la violencia; no obstante, se quedaron sólo como mención toda vez que no expusieron el cómo de estos puntos. Rivas además planteó una crítica puntual a la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de ofrecer una amnistía a los criminales. Pidió al candidato de Morena que sea él el quien defina en qué consiste su propuesta y ya no los miembros de su equipo que —añadió— dan versiones distintas.

Corrupción

Edna Jaime dijo que la corrupción se debe a que las instituciones mexicanas son débiles; propuso fortalecerlas para que puedan detectarla, combatirla y castigarla. Sobre el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), del que México Evalúa fue una de las organizaciones que la impulsaron y ayudaron en su diseño, pidió una definición de los candidatos para saber si están o no convencidos con esta instancia de coordinación entre autoridades. Reconoció que el SNA es perfectible, y solicitó al siguiente presidente una versión 2.0 del sistema, es decir, una mejora que garantice su óptima operación. Añadió que es vital para el SNA la autonomía del Fiscal General, tema sobre el que el pronunciamiento —o la ausencia del mismo— de cada uno de los candidatos ayudaría a definir su perfil y compromiso con el combate a la corrupción, según la directora de México Evalúa.

Democracia

Alfonso Mejía fue enfático en la necesidad e importancia de fomentar la confianza de los ciudadanos en la democracia, toda vez que para la consolidación de ésta es necesaria la participación activa de aquéllos. En lo que toca al debate, el director de Mexicanos Primero, señaló que sólo dos candidatos hicieron mención a las organizaciones civiles, y ninguno a los derechos humanos.

En cuanto a las menciones de Margarita Zavala y Ricardo Anaya de la necesidad de una sociedad civil fuerte, Mejía señaló que faltó a ambos candidatos profundizar en los temas, por lo que temas como agenda pública y criterios de discusión para elaborar política pública quedaron sin definiciones.

Sobre los controles democráticos, mecanismos de rendición de cuentas de los gobernantes a los gobernados, Mejía dijo que la propuesta de López Obrador de someter su mandato a un referéndum cada dos años es cuestionable, dado que es una figura inexistente a nivel federal que requeriría una reforma constitucional para su implementación; así también, podría tener un efecto desestabilizador en el régimen en vez de ofrecer una mayor confianza en el gobernante.

En respuesta a las declaraciones de López Obrador, en las que descalifica las acciones de las organizaciones ciudadanas acusándolas de estar motivadas por la captura de instituciones —en alusión al nombramiento del titular del SNA—, Edna Jaime, Francisco Rivas y Alfonso Mejía dijeron que eran injustas toda vez que desconocían las aportaciones al proceso de cambio del país de estas instituciones, preocupantes por exhibir intolerancia ante el disenso y lamentables por considerar que pueden ser un llamado a la división.

Insistieron en la importancia del quehacer de las organizaciones ciudadanas, que en los últimos años han sido vitales en el diagnóstico de los problemas que aquejan al país, proponiendo a su vez soluciones e involucrándose en su implementación. Además son, dijo Edna Jaime, un contrapeso para quienes buscan y detentan el poder.

luis.martinez@eleconomista.mx