La pelea por la gubernatura de Yucatán será entre dos visiones: la del PRI, que considera que ya el estado se encuentra bien como está, y la nuestra, que sabe que los yucatecos no pueden conformarse pues merecen mucho más, planteó Mauricio Vila.

“Más que una elección de partidos, ésta será una elección entre dos visiones muy distintas: conformismo o atreverse a más. Y lo que percibimos en todo Yucatán es que son muy pocos los que quieren seguir igual, y muchos más los que queremos ir por más”.

El candidato del PAN y Movimiento Ciudadano a la gubernatura del estado planteó que hoy las encuestas que miden la intención del voto ya lo colocan en primer lugar, por lo que no tiene duda de que Yucatán se acerca a una nueva alternancia. 

En entrevista explicó que su ventaja en la intención del voto es de entre 3 y 10 puntos sobre el candidato del PRI, Mauricio Sahuí.

Las encuestas, expuso, dicen, que estamos arriba, y vamos a seguir trabajando para que el 1 de julio se exprese esa mayoría que cree que vivimos en un gran estado y por eso no podemos conformarnos, tenemos que trabajar con fuerza para alcanzar todo nuestro potencial.

Va por mejores sueldos

Vila Dosal aseguró que existe hartazgo entre los ciudadanos por la carencia de servicios de salud entre los yucatecos, pero además una triste realidad es que ese estado ocupa el penúltimo lugar del país con los peores sueldos, por lo que, sostuvo, Yucatán debe cambiar la estrategia.

En ese sentido, aseguró que será necesario capacitar más a los yucatecos, trabajar para generar más empleos formales, un gobierno que facilite la inversión y que promueva las ventajas competitivas de la entidad.

Mi compromiso es un estilo distinto, que trabaja con todos y que consigue resultados para que cada yucateco o yucateca pueda alcanzar su máximo potencial, señaló.