El Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno 2010 muestra que 16 entidades federativas empeoraron o se quedaron en el mismo nivel de corrupción que en 2007. Dentro de los estados destaca Guerrero al doblar sus casos de corrupción pasando de 8 sobornos por cada 100 trámites o petición de servicios públicos a 16.

Este estado es seguido por Hidalgo que demostró un aumento de 4.5 puntos en esta escala al pasar de 7.1 a 11.6. Si bien Colima no es el estado con más números de casos, sí es uno de los que presenta una marcada diferencia entre 2007 y 2010 al presentar 3.1 y 104 casos respectivamente.

El estado de Oaxaca presentó más de un 50% de incremento ya que en 2007, presentó 6.4 casos de corrupción, mientras que en 2010 fueron 13.4 casos.

Por otro lado, Baja California Sur, Yucatán, Durango y Morelos fueron los estados que más destacaron por reducir sus niveles de soborno en los últimos 3 años.

Este estudio, elaborado por Transparencia Mexicana contempla un tamaño de muestra suficiente para desagregar resultados a nivel de entidad federativa u tiene un margen de error para resultados nacionales menor al 1 por ciento.

De los 35 trámites contemplados para esta investigación, 14 redujeron sus niveles de corrupción mientras que 21 empeoraron.