Monterrey, NL. El secretario de Salud estatal, Manuel de la O. González informó que hay 88 casos de coronavirus confirmados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (Indre) y 52 en laboratorios privados que están por validar.

El viernes 3 de abril por la noche se presentó el primer deceso confirmado por COVID-19 y hay dos personas que murieron y son sospechosos de causa de muerte por coronavirus, pero falta la prueba confirmatoria.

Explicó que en la entidad hay 90 funerarias y 220 panteones y se está verificando cuántos tienen crematorios, por protocolo los cuerpos son incinerados.

Reiteró que el gobierno estatal aplicará medidas más restrictivas para evitar que la población esté en las calles, pues de acuerdo con expertos el punto de inflexión ocurrirá a fines de abril y principios de mayo.

Por otra parte, informó que este sábado 4 de abril visitaron una empresa donde se están fabricando ventiladores, misma que tendrá la capacidad de producir hasta 15,000 respiradores que harán falta en todo el país.

Estimó que en el país hay 3,300 ventiladores y Nuevo León cuenta con 450 aditamentos para personas que estén en situación crítica.

Por su parte, Miguel Perales, director de Protección Civil del estado informó que a partir del próximo lunes estará listo el Centro Estatal de Contingencia COVID-19, donde se van a coordinar los esfuerzos del gobierno estatal, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Guardia Nacional y Salud.

“El centro estará operando a partir del lunes y hasta que termine la contingencia, donde se necesite”, recalcó el funcionario.

Asimismo, Protección Civil está a cargo de vigilar la salud y ofrecer alimentos de 400 a 600 personas en situación de calle.