En México no hay espacio para el fraude, afirmó Lorenzo Córdova Vianello.

Durante la instalación de la sesión de Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), su consejero presidente informó que los votos se emitirán en libertad y los contarán un millón cuatrocientos mil ciudadanos, seleccionados aleatoriamente y debidamente capacitados.

“Ellos son la principal garantía del respeto del voto’’.

Explicó que en las poco más de 157,000 casillas receptoras de votos que habrán de instalarse en el país cada sufragio será contado en presencia de 2.7 millones de representantes acreditados por los partidos políticos y candidatos independientes.

“Una cifra inédita y el buen desarrollo de la jornada electoral además será vigilado por miles de observadores nacionales y visitantes extranjeros’’.

Córdova Vianello conminó a los contendientes y actores políticos “a que respeten las reglas del juego y se abstengan de coaccionar o tratar de impedir el sufragio’’.

Deseó también que no haya un solo votante que no pueda contribuir con su sufragio a decidir el futuro del país porque el país es lo que importa.

A decir del funcionario electoral, el INE ha puesto la mesa para que hoy la causa de la democracia recorra todos los rincones del país.

“Solo resta que los actores políticos, candidatos y organizaciones de la sociedad estén a la altura del desafío democrático. El respeto a las reglas del juego es la base para contribuir a la construcción de un futuro incluyente’’.

Desde su óptica, la historia electoral de los últimos 30 años demuestra que en México, como en cualquier democracia, nadie, ningún partido, ninguna coalición y ningún candidato, gana todo el poder de una vez y para siempre.

En democracia, amplió, mayorías y minorías se van a necesitar mutuamente porque en un sistema democrático si no hay inclusión y pluralismo, si no hay consenso, tampoco hay democracia.

“De ahí la importancia de recordar que el poder público obtenido de manera democrática tiene un ciclo que comienza en las urnas y concluye en la siguiente cita electoral. En 30 años el pluralismo ha cruzado todos los ámbitos electorales del país. Eso es lo que explica que la estrategia de coaliciones, por ciento, desde mi punto de vista, haya predominado a nivel nacional y que la alternancia, los gobiernos divididos, la ausencia de mayorías preconcebidas, aspectos naturales y normales de una democracia, se repitan una y otra vez a nivel federal y local’’.

Insistió en la importancia de “ser leal a los principios de la competencia democrática y respetar la voluntad emitida en las urnas. Asumir el juego democrático, pues, con responsabilidad, nos involucra a todos’’.

El consejero presidente del INE estableció que el voto es el instrumento para ejercer un control sobre el poder.

“Nunca en una sociedad plural, diversa y desigual como la nuestra, los ciudadanos somos realmente tan iguales como en la jornada electoral. Cuando votamos, hombres, mujeres, ricos, pobres, indígenas, jóvenes, adultos mayores, todos, somos iguales. En las urnas el sufragio diluye las diferencias y la voluntad de cada elector vale lo mismo y cuenta igual para distribuir el poder político’’.

Este domingo, en cada casilla y frente a las urnas, aseguró, todos tenemos la misma incidencia frente a la política. “De ahí que la jornada electoral es el momento más incluyente de la vida social y el instante más igualador de las democracias.

“Esas es la relevancia de que para la elección más grande de nuestra historia contemos con un padrón electoral con una cobertura del 98.3% y una lista nominal de 89.1 millones de electores, lo cual no sólo representa el listado más grande y actualizado de los que hemos utilizado en un proceso electoral, sino que además representa uno de los registros de electores más confiables del mundo’’.

[email protected]