Amnistía Internacional (AI) y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos se sumaron a las organizaciones que llaman a las autoridades mexicanas a tomar acciones concretas que demuestren una verdadera voluntad para erradicar este mal, pues lo hecho al respecto hasta ahora por las autoridades demuestra una falta de voluntad para tal efecto.

La desaparición forzada es un crimen, niega la esencia de lo humano y es contraria a los más profundos valores de cualquier sociedad, refiere la Organización de las Naciones Unidas (ONU). De acuerdo con organismos civiles, esta práctica es cada vez más frecuente en México.

El Grupo de la ONU sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias reportó tras su visita a México: Más de 3,000 personas han desaparecido en el país desde el 2006 . Por otro lado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos da cuenta de un incremento sostenido de quejas de este crimen en los últimos años, pasando de cuatro en el 2006 a 153 por desaparición forzada en el 2011. Desde el 2006, se ha registrado un total de 390 quejas por desaparición forzada, de las cuales 71% fue reportado entre el 2010 y el 2011.

AI aseveró que es imperante que todos los casos de desaparición forzada sean debidamente investigados, asegurándose de que los procesos judiciales sean plena competencia de los tribunales civiles, como lo establece recientemente la Suprema Corte de Justicia y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

[email protected]