De cada 100 mujeres en nuestro país, 66 sufren violencia, ya sea por parte de su pareja, esposo, novio, familiar, compañeros de escuela o trabajo, así como autoridades; la violencia de género, además, cobra la vida de nueve mujeres y niñas cada día; tan sólo en el 2018 se registraron 3,580 víctimas, esto significa que cada 160 minutos son privadas de la vida una mujer o una niña, reveló la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Durante la conferencia matutina del gobierno federal en Palacio Nacional se presentó el Plan de Acciones Emergentes para Garantizar la Integridad, la Seguridad y la Vida de las Mujeres y las Niñas en México.

La secretaria Sánchez Cordero destacó que está vigente, en 17 estados, la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres. “No podemos continuar normalizando la violencia contra las mujeres, no podemos aceptar, ni como gobierno ni como sociedad, que las cifras de, por ejemplo, feminicidio infantil hayan aumentado”, dijo.

La directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, indicó que el plan emergente asume “como un problema de Estado, la prevención, atención, sanción y erradicación de violencia contra las mujeres y las niñas”.

Destacó que la Federación coordinará con los gobiernos de estados y municipios acciones en zonas prioritarias para la construcción de paz, así como para el registro nacional del sistema de transporte público concesionado; la recuperación de espacios públicos con enfoque de ciudades seguras y espacios libres de violencia; seguimiento y vigilancia de lugares de hospedaje; desarrollo de aplicación para teléfonos móviles con enlace al 911 y campañas permanentes sobre el derecho de las mujeres y las niñas a una vida libre de violencia.

“Algunas de las acciones comenzarán a llevarse a cabo de forma inmediata y otras, dada su complejidad, se realizarán en un plazo de más o menos seis meses”, refirió.

Indicó que también se practicará una auditoría de los casos de feminicidio, violencia sexual, violencia familiar y desapariciones, a fin de identificar líneas de investigación en esos casos.

“Y vamos a presentar un paquete de reformas a la legislación para fortalecer la estrategia para prevenir, investigar, sancionar y reparar la violencia contra las mujeres”, informó.

Recursos a refugios

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “no hay intención de dejar a las mujeres sin protección”, y se comprometió a que su gobierno seguirá transfiriendo alrededor de 300 millones de pesos a los refugios para mujeres víctimas de violencia, aunque con la salvedad de que sean supervisados por Gobernación.

“Lo que queremos es que el Estado se ocupe de la protección a las mujeres (...) y que también haya seguimiento”, sostuvo.

La secretaria Olga Sánchez Cordero mencionó que hay 70 centros de atención a las mujeres en todo el país, pero sólo 20 cumplen los niveles de excelencia.

Exhorto de la CNDH

El recorte al programa de estancias infantiles es una regresión en los derechos de niñas y niños, además de que puede propiciar afectación en la atención y cuidado de los hijos de madres trabajadoras y padres solos, señaló la CNDH.

En seis medidas cautelares que dirigió a la Subsecretaría de Derechos Humanos de Gobernación, la CNDH llamó, por ejemplo, a establecer acciones de coordinación entre autoridades federales y locales para evitar la violación de los derechos de los menores. (Con información de Leopoldo Hernández)