“Legalmente, Ricardo Anaya Cortés puede regresar a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, a la cual pidió licencia para ser candidato presidencial, pero no tengo información de que eso vaya a ocurrir”, dijo Damián Zepeda.

El presidente del PAN en funciones recordó que, por estatutos, después de un proceso electoral federal se debe dar una renovación de la dirigencia nacional y estatales en el siguiente semestre, lo cual será la arena perfecta para el intercambio de reflexiones al interior de esa organización política.

En entrevista radiofónica, el actual presidente del PAN dijo que su intención es asumir su cargo como senador y que otra persona dirija al partido, luego de cumplir con los procedimientos estatutarios.

A Zepeda le tocará dirigir el proceso de relevo de dirigencia como actual presidente del CEN. En ese sentido, enfatizó que ni su dirigencia ni algún liderazgo, diputado o senador o gobernador van a imponer al próximo presidente del PAN.

“Quien lo va a elegir es el militante, y eso lo vamos a garantizar nosotros”, agregó en otra entrevista televisiva.

Mencionó que quien aspire a encabezar al partido debe ir a la contienda en la que decidirán los militantes, pero indicó que la pregunta que se les debe hacer a éstos es: “¿Dónde estaban cuando se estaba luchando desde la trinchera del PAN en la pasada contienda electoral?”.

Expresó que más allá de una cúpula entregada al PRI, el panismo está orgulloso de Ricardo Anaya como su excandidato presidencial “porque lo vio luchar y saben que es una persona valiente que dio la lucha junto con su partido”.

El político sonorense también aseveró que “nosotros luchamos con fuerza por lo que creemos y vamos a seguir luchando desde gobiernos estatales y en las cámaras”.

Sin embargo, destacó que les preocupa el regreso de un esquema de la “dictadura perfecta”, del poder absoluto.